Cómo reparar o reemplazar el grifo del bidet

El grifo de bidet es un tipo de llave que se instala en ese recipiente del baño para dar paso o cortar el flujo de agua. En ocasiones, la baja presión, el goteo constante o la pérdida del suministro puede deberse precisamente a la pérdida de eficacia de dicho dispositivo, lo que obliga a su reparación o su reemplazo.

Cuando se detectan esos problemas, significa que ha llegado el momento de comprobar cuál es la causa del problema y solucionarlo. Esto puede hacerse con la ayuda de un especialista o en su defecto por cuenta propia, siempre y cuando se cuente con un conocimiento básico de plomería.

Cómo reparar o reemplazar el grifo del bidet

bidet1

Si el grifo del bidet no libera con suficiente presión o sale poca agua al abrirlo, puede haber un problema en el aireador, la pieza que filtra el agua que sale de la abertura y que puede hallarse atascado con desechos sólidos.

Para reparar el aireador, es necesario quitarlo primero. Para ello, debe cerrarse el grifo. No hay necesidad de cerrar el suministro de agua principal. Para quitar el aireador, simplemente se lo debe girar en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que se lo pueda retirar.

A continuación, con el dedo, se deben sacar los restos sólidos que pudiera haber en el interior del aireador. Con el fin de eliminar la acumulación en el filtro, se puede remojar la pieza en vinagre blanco durante unos diez minutos y luego utilizar un cepillo de dientes viejo después para desalojar la acumulación. Finalmente se enjuaga bien el aireador antes de volver a colocarlo. Nunca se debe apretar demasiado al atornillarlo para evitar posibles daños.

En caso de que no haya agua saliendo del grifo, es posible que haya un problema con las líneas de suministro de agua. Se debe verificar si las válvulas están abiertas e inspeccionar si hay fugas. Éstas últimas pueden hacer que la presión del agua caiga y, por lo tanto, la fuerza del agua que sale del grifo sea mínima incluso cuando la llave esté totalmente abierta.

Otro problema que puede afectar a un grifo de bidet es el hecho de tener las manijas sueltas o rotas, lo que hace que el agua fluya continuamente. Si esas piezas están muy sueltas o rotas, es hora de quitar y reemplazar los vástagos. Primero, se cierra el suministro de agua, se retira la tapa de protección en la parte superior de las llaves y se quita el tornillo que sujeta el vástago, el que es retirado y reemplazado. Por último se instalan las nuevas manijas y se abre el paso para verificar si el sistema funciona correctamente.

Cuándo se debe reemplazar el grifo por uno nuevo

Si los problemas persisten incluso después de un par de reparaciones, entonces es hora de reemplazar el grifo entero por un accesorio nuevo y más eficiente. Para instalar la nueva pieza, primero se cierra el suministro de agua, se retira el grifo antiguo con una llave.

fuga suministro

La instalación del nuevo grifo de bidet debe hacerse siguiendo las instrucciones del fabricante, y posteriormente se abre el paso del agua para verificar que el reemplazo opera sin problemas.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*