Cómo reparar un grifo de compresión que gotea

Un grifo que gotea de manera constante no sólo representa una molestia por su irritante ruido o por la desagradable mancha que suele dejar en bañeras o lavamanos, sino también porque representa una pérdida de agua que se verá reflejada inevitablemente en la facturación del servicio domiciliario de agua potable.

Actualmente existen diferentes tipos de grifos, siendo los de compresión los más utilizados y se los reconoce generalmente porque disponen de dos manijas, una para el agua caliente y la otra para la fría. Estos sistemas usan un pequeño mecanismo denominado vástago que sirve para abrir y cerrar el suministro de agua.

llave goteo

Básicamente tienen una tapa , con un tornillo en la parte superior que mantiene el asa o mango hacia abajo a la base del grifo. El principal componente de esta clase de grifos es la denominada tuerca de compresión que controla un vástago que funciona al girar la manija, ajustando o aflojando la presión del agua mediante un disco de goma (conocida como arandela de asiento) que evita las filtraciones.

Cuando la llave se abre, la arandela de goma se levanta y el agua fluye hacia el grifo. Cuando la llave se cierra, el disco de goma queda apretado contra el asiento de la válvula, y el flujo de agua se interrumpe.

El desgaste generado por la carga de la compresión termina deteriorando los bordes de los discos, lo que no le permite bloquear la totalidad del paso del agua, provocando de esta manera la aparición de las molestas goteras que obligan a poner manos a la obra para reemplazar esas piezas lo antes posible.

El trabajo de sustitución de las arandelas desgastadas o destruidas demanda poco tiempo y esfuerzo, y puede ser realizado por uno mismo sin necesidad de recurrir a los servicios de un plomero, siempre y cuando se disponga de los repuestos y herramientas adecuadas.

Una vez que se han conseguido los discos de goma de recambio, se corta el paso general de agua y se procede a retirar la manija que necesita ser reparada, extrayendo en primer lugar la tapa que identifica la llave de agua caliente o fría del grifo.

A continuación, se desajusta y retira el tornillo de la parte superior para liberar la llave del grifo. Después, se la mueve un poco y se la saca tirando de ella. Si la manija no sale, se la puede secar con un secador de pelo para ayudar a liberarla. En esta etapa del trabajo debe tenerse cuidado de no tirar demasiado fuerte, ya que la pieza puede romperse.

Cómo reparar un grifo de compresión que gotea: Reemplazando la arandela de asiento

De este modo se deja expuesta la tuerca de compresión, la que se quitará con la ayuda de una llave inglesa. Al hacer esto, se podrá apreciar el tallo, el cual se encuentra en la parte superior de la junta tórica que está sobre la arandela de goma. Como ésta última se encuentra fijada al vástago por un tornillo colocado al revés, el mismo debe retirarse para reemplazar al disco dañado.

vastago llave grifo

Antes de colocar la arandela nueva, es conveniente lubricarla con grasa para ayudar a que se deslice mejor por el extremo inferior del vástago hasta quedar en su posición definitiva.

De esta forma se ha reparado la filtración de agua en el grifo, restando sólo volver a colocar la totalidad de las piezas en su sitio, ajustando bien tornillos y tuercas para terminar con el trabajo.

Recibí nuestros articulos gratis