Cómo se vitrifica un piso de madera

El vitrificado de un piso de madera es el proceso a través del cual se intenta proteger la superficie de los efectos o daños que puede ocasionar el tráfico intenso o la exposición a la humedad mediante  la aplicación de materiales especiales de pulido y barnizado.

Cabe recordar que el paso frecuente de las personas, la caída de objetos pesados, o el contacto con fuentes de condensación o filtraciones pueden terminar arruinando los pisos de tablas o de parquet, debido a que provocan rayaduras profundas, huecos, surcos en las juntas,manchas, pudriciones, arqueado y despegado de las piezas, por lo que es indispensable ofrecerle una cobertura que aísle la superficie de aquellos factores dañinos.

Cómo se vitrifica un piso de madera

vitrif1

Esta tarea puede ser realizada por los propios dueños de casa, siempre que cuenten con la voluntad y el tiempo necesarios para invertir en un proyecto que puede resultar altamente satisfactorio si se utilizan las herramientas, materiales y técnicas adecuadas.

Básicamente, el trabajo de vitrificado del piso de madera puede realizarse utilizando alguno de los productos vitrificantes que se comercializan en los negocios del ramo. Al momento de comprarlo, es bueno fijarse en las indicaciones del fabricante respecto del tipo de piso sobre el que se puede utilizar y el volumen que se necesitará para cubrir la superficie del lugar sobre el que se trabajará.

El cálculo de cuánto mide el área a cubrir con el vitrificante es diferente según la figura que termine conformando la superficie de madera. Si se da el caso de que se trate de un espacio rectangular o cuadrado, sólo se necesita multiplicar el ancho por el largo del mismo.

Se trata de un área de piso compuesta por más de una figura simple. Se necesita reconocer correctamente las distintas figuras simples que la conforman, para así poder calcular la superficie de cada una de ellas para después sumarlas y obtener así el total del área a cubrir.

Cuando se trata de una superficie compuesta por más de una figura simple y con diagonales, se puede plantear cierta dificultad para identificar correctamente algunos de sus componentes. Para solucionar este inconveniente, se puede proyectar la figura “cortada” por la diagonal, para facilitar los cálculos de la superficie de esa porción, tal como se describe gráficamente en el artículo “Cómo calcular la superficie del piso para colocar baldosas”.

Las herramientas que se necesitarán para el vitrificado del piso de madera comprenden: una aspiradora, un raspador de pintura, rodillos o brochas para aplicar barniz. También será necesario contar con una pulidora de pisos y una pulidora de bordes, que pueden alquilarse en casas especializadas.

Es importante que el piso de madera a vitrificar se encuentre en buenas condiciones, por lo que debe revisarse para verificar que las maderas no presenten rayaduras ni agujeros, como así también que no haya tablas sueltas.

Una vez reparadas las imperfecciones, se barre o se pasa la aspiradora para limpiar completamente la superficie.

A continuación, se procede a hacer una primera pasada de la máquina pulidora con una lija Nº 80 (80 granos por cm2), haciéndolo en tramos largos y rectos, tratando de no parar entre medio de cada pasada para que no produzcan desniveles de lijado.

El siguiente paso consiste en hacer un nuevo trabajo de pulido más refinado con una lija Nº 100 (100 granos por cm2). y finalmente se vuelve a pasar la pulidora por toda la superficie, esta vez con una lija Nº 120 (120 granos por cm2). Las orillas del suelo, mientras tanto, se lijan con la pulidora de bordes.

Vitrificado de un piso de madera: Trabajos finales

En caso de ser necesario, se puede pasar un raspador para eliminar los restos que pudieran quedar del vitrificado anterior o para emparejar algún desnivel, para luego limpiar toda la superficie de madera con la aspiradora y con un trapo húmedo.

vitrif2

A continuación, se procede a aplicar sobre el piso de madera una primera mano del vitrificante, diluido en las proporciones indicadas por el fabricante y dejando secar por el tiempo previsto por el mismo antes de aplicar la segunda y definitiva capa.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*