Consejos para lijar a mano un mueble de madera

Un lijado descuidado o el empleo de materiales inadecuados en ese trabajo pueden arruinar el acabado de un mueble de madera, por lo que es importante seguir una serie de recomendaciones que permitirán obtener resultados finales más prolijos y elegantes.

Los motivos para lijar un mueble van de la necesidad de subsanar las imperfecciones dejadas por el cepillado de la madera a la intención de retirar restos de pintura antigua para proceder a su reciclado.  En todo caso, el primer paso siempre será la elección de las lijas más adecuadas para el trabajo y el tipo de madera con la que se va a trabajar.

Consejos para lijar a mano un mueble de madera

lijar mueble 1

Existe una amplia oferta comercial de lijas para distintos tipos de materiales (metal, madera, pared, al agua, etc.) y con distintos números de grano que determinan lo más o menos áspero que será el lijado.

Si  bien, como se dijo, existen lijas específicas para madera, muchos carpinteros prefieren utilizar primero aquellas destinadas a trabajar con metal, debido principalmente a que son muy resistentes y duran más tiempo. Para el acabado final se recomienda utilizar una lija fina al agua para dejar la superficie lista para ser pintada o barnizada.

Cuando se reciclan muebles y se necesita quitar toda una capa de madera muy maltratada o para retirar la pintura antigua, se recomienda trabajar con lijas gruesas (número 80) y utilizar guantes para proteger las yemas de los dedos, sobre todo cuando se limpian aquellas áreas con molduras.

En el caso de muebles recién construidos y que evidencien un buen cepillado, se puede recurrir a las lijas para metal número 100.

En todos los casos, para alisar las superficies planas es mejor fijar la lija a un taco de madera, que puede obtenerse comprando un trozo pequeño de pasamanos de barandilla y fijando la hoja abrasiva al mismo, usando tachuelas o grapas para asegurarla por los laterales.

Cuando se necesita lijar sitios de difícil acceso, se puede usar como taco un trozo de moldura que encaje en el lugar que se desea trabajar, o directamente utilizar una esponja lijadora.

Siempre que sea posible, la madera debe lijarse siguiendo el sentido en que van las vetas para evitar rayados que puedan arruinar el mueble, debido a que se está trabajando con lijas muy ásperas cuyos daños pueden ser difíciles de reparar.

Lijado de muebles de madera: Trabajo final

Una vez terminado el primer repaso y eliminadas todas las imperfecciones e irregularidades, se procede al acabado pasando en seco una lija al agua de 240 a 400.

lijar mueble 2

Para verificar si el trabajo de lijado se ha hecho correctamente, se puede humedecer la superficie con un paño embebido con agua limpia para dejar en evidencia las rayas que pudieran haber quedado.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*