Mesadas de bambú: Ventajas y desventajas

La elección de determinado material de la encimera o mesada de una cocina depende de los gustos, necesidades y capacidad económica de los dueños de casa, y puede ser una tarea desalentadora cuando no se tiene idea sobre cuáles son las ventajas y desventajas que presentan las diferentes opciones que pueden hallarse en el mercado.

En este post se verán cuáles son los pros y los contras de instalar una encimera de bambú en una cocina.

Mesadas de bambú: Ventajas y desventajas

El bambú es un material ecológico, es un recurso renovable y luce muy atractivo cuando está bien tratado y correctamente instalado. Este material se ve y se siente como la madera; sin embargo, estas mesadas no son de madera, sino de hierba.

Las superficies hechas a base de bambú son en realidad un producto de ingeniería. Es un conjunto de muchas partes de esa planta que se unen para formar paneles y tableros, del mismo modo en que se fabrica la madera contrachapada.

Si bien las mesadas de este material son consideradas respetuosas del medio ambiente, todavía se tratan con productos químicos. Las encimeras de bambú químicamente tratadas sigen manteniendo su apariencia natural, aunque los amantes de la ecología también pueden adquirir piezas libres de cualquier tratamiento.

Las superficies de bambú tienen propiedades anti-bacterianas que hacen de este material una opción adecuada para los mostradores de la cocina. Si se busca un material de encimera que se vea diferente de las tradicionales, el bambú es una buena opción, pero además de eso también ofrece una buena funcionalidad.

Las superficies de bambú son fuertes y duraderas. Pueden proporcionar servicios duraderos soportando el desgaste diario de las cocinas.

Sin embargo, a pesar de estas propiedades, es importante tener en cuenta que no se trata de un material para instalar y olvidarse de su mantenimiento, como puede pasar con otras superficies más convencionales.

Si se ha instalado una encimera de bambú, debe tenerse presente que no es un material resistente al calor. Esto significa que las cacerolas y otros recipientes calientes pueden dañar la superficie si entran en contacto directo con ella por mucho tiempo.

Las mesadas de bambú son bastante caras, aunque es posible elegir entre tres categorías de calidad diferente (alta, media y baja) cuyos precios van bajando de acuerdo con sus cualidades. Las superficies de bambú más baratas suelen ser menos costosas que otros materiales de encimeras respetuosos del medio ambiente.

Sellado de una mesada de bambú

Un truco para darle una capa protectora extra a una mesada de bambú. Esta labor de sellado comienza con un lijado de toda la superficie con un papel de grano 320 y 400, para luego sellarla con aceite de tung, un protector para maderas que tiene la ventaja de no alterar el color original del material tratado.

Para que los poros queden completamente sellados se recomienda un mínimo de cuatro capas de este aceite, dejando secar por el tiempo recomendado por el proveedor.

Luego se lleva a cabo un fregado ligero de la mesada de bambú con lana de acero muy fina (tipo 0000) para luego aplicar una capa de cera de abejas y realizar un pulimento rápido con una herramienta orbital para terminar de darle a la encimera de bambú un excelente brillo.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*