Pastina: Colocación y Renovación

La colocación de los cerámicos no está completa sin el detalle del acabado que da la pastina. Este paso es esencial, no sólo por una cuestión estética, sino porque rellena la luz que queda entre un cerámico y otro.

Colocar la pastina no es un proceso complicado, solo hace falta considerar ciertas pautas básicas, las que encontraras en este artículo.

Pastina

¿Cómo usar la pastina para cerámicos?

En el mercado existen diversos tipos de pastina, que se diferencian por color (para combinar con el cerámico elegido), para exterior o interior, y si son convencionales o para junta ancha (para 4 a 15mm en piezas de baja absorción y exteriores).

La elección de la misma dependerá del sitio en donde debes colocarla, color del cerámico y tamaño de la junta a rellenar.

Claro está que las pastinas de exterior son las que resisten el agua e inclemencias del tiempo, por lo que son la opción recomendada para colocar en los cerámicos del baño.

¿Cómo aplicar pastina en cerámicos?

Como regla general se debe limpiar la zona a donde se va a aplicar la pastina para que quede libre de suciedad y polvos que impidan la correcta adherencia del producto.

En caso de tratarse de pastinas de color intenso, es necesario recubrir previamente los cerámicos con un producto especifico para protegerlos de las manchas, y a su vez utilizar cinta de enmascarar dejando solo libre la zona de la junta.

La pastina se ha de mezclar en un recipiente hasta conseguir una preparación homogénea. Es importante seguir las instrucciones del fabricante y respetar las cantidades de agua a adicionar, ya que debe quedar de consistencia fluida para que pueda adherirse y penetrar bien en las uniones.

La colocación se hace de varias formas, con espátula de goma, ejerciendo presión para que el producto penetre y rellene la luz adecuadamente, aunque otros utilizan mangas plásticas para aplicar directamente sobre la unión y no desperdiciar producto.

Se debe esperar a que la mezcla pierda el brillo para limpiar con un trapo o esponja húmeda. Este paso es importante ya que una vez seco el producto será imposible retirar el excedente y los cerámicos quedaran manchados.

Pastina vieja

Renovación de pastina vieja

Se debe limpiar adecuadamente las juntas con un trapo húmedo y dejar que sequen por completo.

Si se trata de pisos y hay cera, es imprescindible quitar el producto con un liquido especial antes de comenzar con la renovación de la pastina ya que de lo contrario no se conseguirá adherencia sobre las juntas.

Si hubiese hongos o grasitud, hay que limpiar con agua y lavandina para quitar la suciedad y dejar secar por completo.

El siguiente paso es eliminar la pastina deteriorada con un cutter u objeto cortante procurando no dañar el cerámico. Este es un proceso largo y tedioso pero necesario.

Una vez concluido se procede al aplicado de la pastina de la forma convencional antes descripta, verificar que las juntas queden completamente llenas con la mezcla y retirando el excedente una vez que el producto haya perdido el brillo.

Limpiar bien los cerámicos y dejar secar al menos unas 24 a 48 horas si se trata de suelos, sobre todo en el baño.

Recibí nuestros articulos gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.