Saltar al contenido

Techos verdes: Qué son y cómo se construyen

Se conoce como techos verdes a aquellas superficies planas o con escasa pendiente de las partes superiores de las viviendas que son cubiertas total o parcialmente por un revestimiento de vegetación (flores, césped, arbustos, etc.), con fines ornamentales, para mejorar el medio ambiente en los centros urbanos, y optimizar el confort en el interior de las edificaciones.

Esta técnica de sustitución de los modos tradicionales de cubierta por una superficie viva también es conocida como azoteas o terrazas verdes, y aunque su uso ya era conocido desde la antigüedad, sobre todo en los países escandinavos, fue en 1960 en que comenzó un proceso de expansión por resto del mundo, impulsado por las ventajas que ofrece.

techo verde1

Los partidarios de  los techos verdes sostienen que esta clase de coberturas ofrecen los siguientes beneficios

  • Ayudan a la purificación del aire y reducen la presencia de gases contaminantes.
  • Funcionan como aislamiento térmico, mejorando notablemente la temperatura interior del edificio.
  • Sirven como protección contra la radiación solar.
  • Ayudan a prevenir inundaciones al retener el agua de las lluvias.
  • Son una barrera contra la contaminación acústica propia de las ciudades modernas.
  • Reducen la pérdida de calor y el consumo de energía en invierno.
  • Protegen la membrana del techo o azotea, ayudando a extender considerablemente la vida útil de la misma.
  • Fomentan la biodiversidad en los ambientes urbanos, al constituir pequeños ecosistemas donde cohabitan plantas, animales (abejas, aves, etc.) y seres humanos.
  • Sirven para la restauración o reciclaje de viviendas antiguas.

Las azoteas verdes pueden instalarse en distintos tipos de techos. Sin embargo, es necesario que todos ellos reúnan condiciones estructurales y de seguridad para evitar que se generen inconvenientes con el paso del tiempo o por la acción de distintos agentes que intervienen en el mantenimiento de estos espacios, como el agua.

MIRA TAMBIEN  Calefactores de Tiro Balanceado

Si se desea construir un techo verde, debe consultarse si la normativa local incluye algún tipo de régimen legal sobre estas estructuras, ya que en muchas ciudades del mundo ya existen marcos reguladores que imponen los requisitos que deben reunir las superficies sobre las que se instalarán las terrazas verdes (sobre todo si se trata de las de tipo intensivo).

En general, este tipo de cubiertas se diseña junto con el resto de la vivienda, sobre todo cuando se pretende instalar un techo verde de tipo intensivo, que requiere un espesor de suelo considerable (30 centímetros, aproximadamente) para cultivar plantas grandes, arbustos y césped tradicional. Por estas características, dicha categoría de cubierta no resulta apta para adaptarse a los techos convencionales, lo que obliga a realizar costosas modificaciones.

Para quienes quieran montar un techo verde sobre techos ya existentes, se puede recurrir al uso de las coberturas conocidas como extensivas, que consisten en una capa muy delgada de suelo; aunque en todo caso se recomienda pedir la asesoría de un especialista para determinar si el tejado se encuentra en condiciones de tener este tipo de cubierta.

techo verde 2

Los requisitos básicos que la parte superior de una vivienda debe reunir a la hora de instalar una azotea verde son:

  • Subestructura del tejado: Pueden ser superficies cubiertas de madera, láminas de metal u hormigón armado, siempre que cuenten con protección contra el agua y sean capaces de soportar el peso de todos los componentes de la cubierta.
  • Capa impermeabilizante: La misma debe ser resistente a la penetración de las raíces. Es recomendable que la capa no sólo cubra la superficie del techo, sino también los rebordes, los perímetros, las articulaciones y los bordes del tejado.
  • Altura de los bordes: Un mínimo de 150 milímetros para los lados de las construcciones adyacentes y entradas; y de 100 milímetros para el resto de los bordes de la azotea propiamente dicha.
  • Inclinación: Es importante que el techo tenga una inclinación mínima de 5º, ya que en un techo plano pueden producirse problemas de drenaje. En este último caso, se debe prever una capa de drenaje, para desviar el agua sobrante cuando se producen lluvias fuertes. Si la inclinación de la superficie es superior a los 45º aumenta la posibilidad de que se produzcan deslizamientos, por lo que se aconseja colocar membranas que sujeten los panes de sustrato, y utilizar bandejas de siembra para mantener el techo verde en su lugar.
  • Capacidad de Carga: La estructura sobre la que se desea instalar un techo verde debe ser capaz de soportar la carga que resulta de la suma del peso de las capas de suelo fértil, de la vegetación cultivada en el mismo y de la acumulación de agua del riego y las lluvias.
  • Resistencia a efectos del viento: El suelo de la azotea verde debe estar bien ajustado a la superficie. La influencia real del viento depende de la altura del edificio, el tipo de terraza, su pendiente y área que ocupa  y la subestructura sobre la que está asentada.
MIRA TAMBIEN  Limpieza de las paredes de ladrillos de vidrio en la ducha

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *