Trucos para el mantenimiento y limpieza de un colchón

Los colchones ocupan un lugar importante en la vida de las personas, debido a que constituyen la superficie sobre la que ellas descansan durante muchas horas para disfrutar del efecto reparador y renovador del sueño, algo que justifica la importancia de su mantenimiento y limpieza.

Estas piezas, conocidas también como jergones, están expuestos a sufrir manchas de distinto tipo y a la acumulación de suciedad en general, lo que obliga a hacer un buen trabajo para que siempre estén limpios y ofrezcan una mayor vida útil.

limpieza-colchon1

Una manera sencilla y rápida de eliminar el polvo y la suciedad en general consiste en pasar la aspiradora por el colchón por los dos lados.

Si, en cambio, el problema son las manchas, el trabajo puede llevar un poco más de tiempo y esfuerzo, según las características de aquellas.

Si sólo se necesita limpiar manchas superficiales, se necesitarán los siguientes elementos:

  • Un detergente de ropa de buena calidad
  • Un poco de agua fría
  • Una batidora eléctrica
  • Un recipiente mediano
  • Un cepillo de fregar suave
  • Una esponja

Se vierte aproximadamente un cuarto de taza del detergente en el recipiente y, mientras se agrega el agua fría (un litro, aproximadamente), se agita con la batidora eléctrica hasta que tenga el cuenco lleno de espuma.

A continuación, se humedece la esponja en la mezcla y se frotan las manchas del colchón haciendo movimientos circulares. Si la marca parece más persistente o un poco más profunda, se puede utilizar el cepillo de fregar, frotando para que la mancha desaparezca gradualmente mientras la espuma va secándose.

Para evitar sorpresas desagradables, es conveniente aplicar primero el agua jabonosa sobre una superficie pequeña del colchón para asegurarse de que el detergente afecta el color de la superficie.

La mejor manera de secar el colchón después de limpiarlo de esta manera es llevarlo al exterior y permitir que el calor natural y el poder de matar gérmenes del sol se encarguen del resto. Una vez que esté seco, se le puede pasar nuevamente la aspiradora para quitar los restos de polvo. Siempre debe tenerse cuidado de guardar el colchón en la casa antes de que se ponga el sol, para evitar que se humedezca.

Limpieza del colchón con vinagre y bicarbonato

Algunas manchas que afean los colchones son más difíciles de lavar, como sucede en aquellas causadas por vómitos, orina o gotas de sangre. Para esos casos, se puede recurrir al método casero de rociar la mancha con vinagre blanco y dejarlo actuar durante al menos diez minutos.

Luego, se echa bicarbonato de sodio para que genere una reacción efervescente al mezclase con el vinagre. Se deja actuar unos minutos hasta que el bicarbonato se seque totalmente, para luego retirarlo con la aspiradora.

vina-y-bica

Para el mantenimiento periódico del colchón, se sugiere darle vuelta al menos una vez al mes, además de mantenerlo libre de polvo pasando la aspiradora. Incluso si el colchón no tiene manchas, siempre es bueno sacarlo de vez en cuando para exponerlo al sol durante un día para que mantenga un olor fresco.

Recibí nuestros articulos gratis