Ideas para decorar con piezas de cemento

Caracterizado por ser uno de los materiales de construcción más maleables, versátiles y duraderos, el cemento puede utilizarse para la creación de accesorios y piezas útiles que contribuyen a darle un toque personal a la decoración del hogar.

Este material se caracteriza por la plasticidad que adquiere al ser mezclado con agua, lo que le permite adaptarse sin dificultades a la formas de los moldes, siendo posible elaborar portalápices, macetas, soportes para libros, etc., sin necesidad de recurrir a herramientas o recipientes especiales.

Ideas para decorar con piezas de cemento

Para fabricar macetas de cemento, como se ha mostrado en un post anterior, se requiere el uso de dos envases o contenedores que servirán como molde de la pieza en cuyo interior se fraguará el material.

Uno de los envases debe ser más pequeño que el otro, lo suficiente como para ser introducido sin problemas en el más grande. En este punto es importante asegurarse de que la distancia que quede entre las paredes de ambos contenedores sea la suficiente como para asegurar un buen grosor de las paredes de la maceta de concreto que se desea construir.

Esta regla también debe observarse en el caso de la elaboración de portalápices de cemento. En este caso el molde puede armarse usando una botella de 2 litros y otra de medio litro cortadas aproximadamente por la mitad. También se pueden usar vasos y otros recipientes similares, dependiendo del tamaño del objeto que se desee obtener.

Siempre conviene cubrir los lados y la base interiores del envase más grande con aceite de cocina u otro material para el desmolde. Lo mismo corresponde hacer con las paredes y base externas del envase más pequeño.

A continuación, se procede a verter el concreto en el molde mayor. En el caso de usar envases plásticos y de tamaño regular, se puede llenar el contenedor hasta que llegue a unos cuatro o tres centímetros del borde superior. Luego se dan unos pocos golpes para eliminar las burbujas de aire y nivelar la superficie.

Posteriormente se empuja el molde más pequeño en el centro del cemento, haciendo que penetre hasta la profundidad deseada, dejando una base de concreto con un grosor adecuado.

Luego se deja secar bien el material en los moldes durante dos días o el tiempo que indique el fabricante del cemento. Una vez que el mismo esté completamente seco, se retiran los envases con cuidado, obteniéndose de esta manera los adornos de concreto deseados, los que pueden ser pintados según el gusto personal y el estilo del ambiente que se desea decorar.

Proporciones para preparar el cemento

En cuanto a la preparación del material de relleno de los moldes, siempre es conveniente seguir las recomendaciones del proveedor. En caso de carecer de tales instrucciones se puede realizar la siguiente combinación de componentes:

    • Una parte de cemento
    • Dos partes de arena
    • Tres partes de gravilla fina o Dos partes de gravilla gruesa

El agua, mientras tanto, deberá agregarse mientras se mezcla hasta que la consistencia del cemento no sea muy líquida ni muy dura. Una manera sencilla de determinar ese punto consiste en colocar un poco de la mezcla en una paleta, la que se inclina para verificar que el mortero no caiga por efecto de la fuerza de gravedad.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*