Cómo colocar cerámica en la cocina

Colocar cerámica en la cocina no es una labor compleja, puede resultar una actividad fácil de ejecutar siempre que se cuente con las herramientas necesarias.

En este artículo te cuento lo que necesitas saber para que puedas ahorrar un buen dinero en mano de obra.

Cómo colocar cerámica en la cocina

Existen muchas formas de colocar cerámica en la cocina, azulejos o porcelanatos, ya sean verticales, rectos, en patrón espiga….

Ante todo te enumeramos las herramientas que debes tener:

  • Un balde
  • Espátula y llana dentada (a mayor tamaño de placa, más grande debe ser la llana)
  • Separadores para la cerámica
  • Un nivel de gota
  • Una regla
  • Cucharas mezcladoras
  • Adhesivo para cerámica
  • Varillas guardacanto para salientes

Paso a paso para colocar cerámica en la cocina

Ante todo ten presente que las piezas enteras van en los sitios más visibles, y los cortes se deben dejar para sectores donde se notarán menos.

Se ha de colocar la regla niveladora de forma horizontal en la posición donde debe comenzar la segunda hilera respecto del piso.

Seguidamente se ha de preparar el adhesivo para cerámica según indicaciones del envase. Se aplica con la llana desde el lado liso y luego se repasa la superficie con la parte dentada algo inclinada.

La pieza se coloca a presión y se debe girar ligeramente de forma simultánea, asentándola mediante suaves golpes en la superficie con martillo de goma para conseguir una completa adherencia.

Los espaciadores se tienen que usar para conseguir una separación uniforme entre las cerámicas, ha de tener un espacio de 1,5 mm como mínimo.

Aun con el adhesivo fresco, pero las piezas firmes, se deben quitar los espaciadores y limpiar el excedente de adhesivo con una esponja húmeda.

cerámica cocina

La pastina

Este material sirve para rellenar las uniones de los cerámicos y viene en diversos colores. Se aplica pasadas unas 24 horas de colocados los cerámicos, mediante una espátula de goma y movimientos diagonales.

Se tienen que hacer varias pasadas de material para rellenar bien todos los huecos y luego limpiar muy bien el excedente antes de que fragüe.

Colocación de cerámicas en formato espiga

Este formato parece ser más dificultoso, pero es cuestión de maña. Primero se marca el punto central en la pared, midiendo la longitud y centrando el medio.

Las cerámicas se tienen que colocar en el piso armando el patrón deseado antes de adherirlas a la pared. Un cartón resistente es de gran ayuda, con un nivel de burbuja se puede marcar el punto medio de la pared sobre él.

Se calcula un ángulo de 45 ° para la primera baldosa y se la coloca el cuadrado al ras de la pared cerca de la marca a mitad de camino.

La primera cerámica se pega a lo largo del cuadrado de modo que la esquina esté alineada a la marca de la mitad del mismo.

Las siguientes cerámicas se colocan en un ángulo de 90 ° respecto de la primera, siempre empleando los espaciadores. Se sigue con este proceso hasta que haya necesidad de hacer recortes.

Las cerámicas que se recortan se marcan en el sector que se ha de cortar, para ello se necesita de una regla que permita trazar las líneas necesarias.

Para hacer el corte se emplea un cortador de baldosas y posteriormente se lijan los bordes para un acabado perfecto.

Es de utilidad numerar las baldosas cortadas en el orden que se han de pegar, y colocarlas en su lugar sobre el cartón para tener el patrón armado y facilitar el proceso.

Una vez listo todo esto, se prepara el adhesivo según instrucciones del envase y se procede a la colocación  del mismo como detallamos en el proceso anterior.

En el caso del patrón espiga, se debe alinear la esquina de la primera cerámica con la marca de la mitad y pegarla a la pared, seguidamente colocar la segunda en su lugar con la ayuda de espaciadores y así sucesivamente.

Cuando se llega al sector de tomacorrientes o tuberías se ha de medir desde una pared hasta el borde del mismo, y desde la otra hasta el otro lado. El mismo proceso desde la mesada hasta el borde inferior, y desde el borde superior del tomacorriente o tubería.

Se marcan las cuatro medidas en la cerámica y se coloca la pieza completa sin pegar. Se quita y se usa una escuadra para marcar el sitio donde irá colocada.

Con un cortador o amoladora se hacen los cortes o agujeros y se debe verificar que estén bien hechos antes de adherir la pieza a la pared.

Fuentes: Vedek

Maxi Cerámicos

Recibí nuestros articulos gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.