Cómo pintar una pared con humedad

Pintar una pared con humedad no es algo sencillo, para obtener buenos resultados hay que contemplar aspectos claves.

En este artículo te cuento el paso a paso para que puedas mejorar la apariencia de la pared y conseguir un resultado perfecto.

Cómo pintar una pared con humedad

Identificar la causa de la humedad y tratarla

Ante todo hay que identificar la cauda de la humedad, ya que dependiendo de ello el tratamiento es diferente.

Existen varios tipos de humedad: por filtración, condensación o capilaridad. En base a cuál de ellas se trate, se debe elegir el tratamiento antihumedad correcto.

Siempre hay que solucionar el problema, no se puede pintar sobre la pared con humedad porque al poco tiempo volverán a parecer las manchas.

Seguidamente hay que secar la pared, ya que la humedad sigue presente por un tiempo aun habiendo arreglado la causa.

El agua se debe evaporar totalmente antes de proceder al pintado, para ello se pueden utilizar ventiladores o bien calefactores, y se debe ventilar el ambiente el mayor tiempo posible.

Para saber si una pared está completamente seca existe un truco infalible, solamente se trata de adherir con cinta un pedazo de papel metalizado de 10 x 10, y dejarlo por 24 horas. Al día siguiente se retira y si la parte que estuvo en contacto con la pared está seca, se puede pintar, de lo contrario hay que esperar a que termine de evaporarse toda el agua.

Preparar la superficie a pintar

Este paso es esencial y consiste en quitar las manchas de moho con una mezcla de lavandina y agua en partes iguales. Se aplica la solución con trapo o pulverizador, se deja actuar por unos minutos y se enjuaga bien.

Hay que dejar airear la pared hasta que se haya secado completamente.

Una vez hecho esto toca el retirar la pintura floja con espátula y lijar las imperfecciones.

La primera mano de pintura

Es turno de empezar a pintar, lo ideal es aplicar una primera mano de pintura antihumedad blanca, por ejemplo la clorocaucho que se usa para piscinas (además tiene efecto fungicida).

Cabe destacar que se debe pintar TODA LA PARED y no solo la zona afectada, ya que si se emparcha se verán diferencias de tono. Es necesario dejar secar unas cuantas horas antes de seguir con las demás manos de pintura.

Humedad

La pintura final en pared con humedad

Las siguientes manos de pintura es conveniente darlas con una que sea antimoho u antihongos, ya que ayudan a retrasar la aparición de manchas en la pared.

Para conseguir un buen acabado es recomendable emplear brocha o pincel, comenzar por los ángulos, seguir por bordes de enchufes e interruptores.

Seguidamente se debe ir por los marcos de puertas o ventanas, que son zonas que precisan de detalle al pintar. El resto de las superficies se pueden pintar con rodillo. Que brinda rapidez y uniformidad en el resultado.

La cantidad de manos que se necesitan depende de varias cosas, como es el tipo de pared, la calidad de la pintura, el color elegido y el de base

Pinturas impermeables para exterior

Existen de dos clases: una que es impermeable pero deja pasar el vapor del interior al exterior, y otra que es impermeable a ambas.

Lógicamente que la primera opción es la más recomendable para evitar manchas de condensación en el interior de la vivienda.

En caso de que haya fisuras, habrá humedad por filtración, por lo que se recomienda colocar un látex poliuretánico, el que es impermeable y elástico, lo que lo hace soportar los cambios de temperatura y agresiones climáticas.

Pinturas impermeables para interiores

Pintura antihumedad para interiores, que se emplea como sellador y bloqueador de la humedad. Evita que la humedad aflore pero no soluciona el problema.

Es de base solvente e idónea para superficies deterioradas, impide que salgan las manchas de salitre y la formación de hongos. Se puede recubrir con pinturas látex o sintéticas.

Pinturas antimoho

Por lo general se trata de una pintura látex acrílica con alto rendimiento que resiste a la proliferación de hongos y moho.

Son resistentes, el acabado se puede frotar, no se decoloran con facilidad, ni descaman o forman burbujas.

Sirven para cualquier superficie de interior, en especial baños, cocinas, sótanos, lavaderos y armarios.

Pinturas antimanchas

Son pinturas látex que ofrecen fáciles de limpiar y que resisten el frote. No son antihumedad pero aguantan el desgaste que puede generar el lavado de las manchas de humedad.

Recomendaciones finales

No se puede pintar una pared con humedad que no ha sido reparada. La pintura no soluciona el problema.

Hay diferentes tipos de humedad: por filtración, condensación y capilaridad. Es crucial reconocer la causa y aplicar el tratamiento adecuado antes de pintar la pared.

Fuente: Arquitectura simple

Recibí nuestros articulos gratis