Pintar una Pared con Humedad

Tener paredes o el techo con manchas de humedad es una pesadilla que afecta el hogar a nivel estético y también la salud de quienes lo habitan.

A la hora de pintar estas paredes problemáticas, es importante primero resolver las causas de esta humedad, ya que si esto no se hace, todo el trabajo se reducirá a un gasto de tiempo y dinero sin sentido porque la mancha regresará.

Humedad en pared
Pared con Humedad. Foto tomada de freepik bajo licencia CCO

Pintar una pared con manchas de humedad

Ante todo hay que saber determinadas cuestiones que son claves antes de poner manos a la obra:

La humedad

Es la concentración de agua, ya sea en la atmosfera como en una superficie. Las causas son variadas, y para resolver el problema es imprescindible saber concretamente que es lo que l está ocasionando.

  • Por capilaridad:

Es la humedad que asciende del suelo y mancha la parte inferior de las paredes. Para solucionar el problema hay que remover la mancha, esperar a que se seque y pintar con pintura bituminosa para impedir que se vuelva a filtrar.

  • Por filtración:

Son manchas causadas por la filtración de agua del exterior. Puede ocasionarse por un caño roto, una impermeabilización deficiente, etc. para resolver esto hay que arreglar la filtración, dejar secar por completo y pintar.

  • Por condensación:

Es la causa más común de las manchas de humedad en paredes y techos, se debe a que el vapor de agua del ambiente se condensa y se adhiere a las superficies creando manchas circulares.

Suelen aparecer en la cercanía de ventanas y aberturas, se eliminan con agua con cloro y una vez seca se procede a pintar.

Remoción de la humedad

Después de resolver la causa de la mancha de humedad, es momento de pintar en caso de que esté completamente seca, de lo contrario primero hay que eliminar el moho y las eflorescencias.

Para hacer este proceso se puede emplear:

  • Agua con lavandina aplicada con un trapo o cepillo sobre los hongos, se enjuaga y se deja secar por completo.
  • Agua oxigenada: también efectiva para la eliminación del moho, se aplica directamente con un paño, se enjuaga y deja secar.

En caso de que después de quitar la humedad queden imperfecciones en la pared, es necesario corregirlas con yeso o mezcla, lijar y dejar la pared lista para recibir la pintura.

El proceso de pintado

Primero hay que comenzar por los ángulos, bordes, enchufes, interruptores, marcos y ventanas con una brocha. Después hay que continuar por las paredes con un rodillo, de este modo queda la superficie pareja y no se notan imperfecciones.

La pintura para este proceso tiene que ser específica, de tal modo que la mancha no regrese. Por lo general se utilizan pinturas impermeabilizantes que evitan filtraciones y vienen especiales para interior como para exterior.

La laca de interiores se emplea para aislar y recubrir las paredes, evita las manchas de moho y malos olores.

Tipos de pintura impermeabilizantes:

  • Pintura antihumedad: es una pintura blanca que se aplica inclusive sobre paredes mojadas
  • Pintura antimoho: es una pintura mate que evita que aparezcan el moho, se usan en sitios con una ventilación aislamiento térmico deficiente
  • Pintura Antimanchas: es impermeabilizante y evita las manchas.
  • Pintura impermeabilizante de exterior: evita filtraciones, se emplea en fachadas, cubiertas y terrazas. Vienen de dos clases, unas que impermeabilizan pero dejan transpirar el vapor del interior, y otras que no. Lo ideal es emplear la primera para las paredes de la casa y así se evita la aparición de manchas por condensación en el interior.

Fuente: Ideas Mercado Libre

Recibí nuestros articulos gratis