Deck para la terraza, las claves de su construcción

Tener un deck en la terraza es formidable, no solo desde el punto de vista estético y decorativo, sino por la versatilidad y funcionalidad que le otorga al espacio.

Para acondicionar tu terraza solo requieres de 4 elementos principales: el deck, los muebles de jardín que desees colocar, iluminación adecuada y la parrilla.

Construir un deck en la terraza, aspectos fundamentales

Planificación del deck en la terraza

El primer paso es el diseño de la nueva terraza, tendiendo en mente la circulación por el espacio. Hay que determinar el sitio en donde se colocaran los muebles, la distancia prudencial que deben tener con la parrilla y la superficie que deberá cubrirse con el deck.

Seguidamente hay que considerar la iluminación, la cual debe ser eficaz y a la vez no resultar molesta a los ojos, por lo que tiene que estar adecuadamente colocada.

Por último se consideran las plantas decorativas y el resto de los elementos que otorguen privacidad y/o eviten corrientes de aire.

La elección del tipo de deck para la terraza

Los decks vienen en madera o vinilo, y la elección de uno u otro depende del presupuesto y predilección personal.

Los de madera son mucho más atractivos a la vista, pero las inclemencias del tiempo, el roce, agua y solo los deterioran fácilmente. En cambio, los pisos vinílicos son más resistentes, no los daña la humedad, resisten muy bien los roces pero no resultan tan atrayentes a la vista.

Economizando materiales

La versatilidad del deck permite emplearlo también para construir asientos, reposeras e incluso una mesa, los cuales se complementan con la adición de materiales textiles como almohadones y hamacas paraguayas, entre otras.

La realización del deck no implica una gran complejidad, con herramientas de trabajo básicas es posible realizarlo, aunque también hay gente especializada en este tipo de trabajos, todo dependerá del presupuesto de cada uno.

Consideraciones importantes de los deck

El deck se coloca sobre listones que lo separan del suelo unos 15 cm, los que además tienen que tener una distancia adecuada para repartir el peso de la estructura y aislarla de la humedad del suelo.

Los deck de madera se dañan con la humedad, por lo que es imprescindible un desagüe que evite la acumulación de agua y así no se pudra la madera.

El deck de madera debe haber sido tratado para que resista las inclemencias del tiempo, la exposición solar y las lluvias. Los productos que se emplean para ello, también evitan la formación de hongos.

Fuente: punto deco

Foto: Freepik

Recibí nuestros articulos gratis