Compra de una casa: Cómo verificar si la cocina es la indicada

La compra de una casa es un momento gratificante para los flamantes propietarios, sobre todo si se trata de su primera vivienda propia. Para que ese buen momento se prolongue y evitar la aparición de “sorpresas” con el correr de poco tiempo, es bueno someter a las distintas salas a un buen control de calidad antes de acordar una compra definitiva.

Lógicamente, el espacio asignado a la cocina y todo lo que el mismo contiene no escapan a esta regla, porque es uno de los sitios más importantes de la casa y donde se registrará gran parte de la actividad de sus moradores. Por eso, además de verificar el estado del techo, los pisos, la iluminación, las paredes, las aberturas (puertas y ventanas) y la pintura, también se debe observar con detenimiento la situación y distribución del mobiliario y otros elementos (cocina, alacenas, heladera, mesadas, cajones, instalaciones eléctricas, etc.)

cocina1

Una iluminación eficiente es un aspecto relevante en una cocina, sobre todo en las áreas cercanas a los lugares donde se realizan la preparación y cocción de las comidas. Uno de los métodos más acertados de aprovechar la luz artificial en la cocina es iluminar la encimera o mesada desde la parte inferior de las alacenas altas, que permite una superficie iluminada sin sombras.

El suministro de energía eléctrica está muy relacionado con el aspecto anterior, y también con el funcionamiento de distintos elementos de la cocina, como hornos microondas, máquinas procesadoras, hornos eléctricos, heladeras, etc. Al visitar una casa que está a la venta es importante contar la cantidad de tomacorrientes instalados y comprobar que funcionan bien y no presentan roturas o cables sueltos a la vista.

La ventilación del lugar también es un factor de peso, ya que se debe contar con una salida/entrada de aire que facilite la evacuación de olores, gas y humo y al mismo tiempo permita refrescar la sala. Lo más deseable sería que la cocina cuente al menos con una ventana, y si esto no es posible, es indispensable que tenga instalado un extractor de humo.

En cuanto a las paredes, es deseable que las mismas estén bien pintadas o revestidas por otro material decorativo (azulejos, cerámicos, madera, etc.) cuyas piezas se encuentren completas y sin daños importantes. También deben buscarse eflorescencias o manchas de humedad que revelen fugas en el sistema de cañerías o problemas con el material de construcción. Si hay grietas, confirmar sus dimensiones (largo y profundidad) y si las mismas se originan en problemas estructurales serios.

Respecto de las alacenas superiores y los cajones debajo de la encimera, los futuros compradores deben verificar que su cantidad y dimensiones sean las adecuadas para el almacenamiento de utensilios y alimentos. Asimismo, las alacenas deben estar firmemente sujetas a las paredes y sus puertas deben estar bien escuadradas. Esto último puede verificarse sencillamente, con sólo abrir y cerrarlas y comprobar que lo hacen sin dificultad.

Es importante que dichos muebles de la cocina no estén dañados por la putrefacción de la madera o por la acción de roedores u otras plagas.

Revisión de la cocina: Verificar el estado del fregadero

Otra área a verificar es la correspondiente al fregadero, que debe estar limpio, y sin obstrucciones en su sistema de desagote. Se deben abrir las llaves para comprobar que tanto el agua caliente como fría circulan sin dificultad.

cocina2

Por último, si el precio incluye algunos electrodomésticos, como heladeras y cocinas, los mismos deben revisarse a conciencia para comprobar que funcionen correctamente.

Recibí nuestros articulos gratis