Saltar al contenido

Hongos en la Madera

Hongos en la madera, un problema bastante frecuente pero que se puede solucionar muy fácilmente si es tomado a tiempo.

En este articulo te vas a poder informar sobre todo lo que necesitas para evitar o solucionar el problema de los hongos en la madera. Sigue leyendo.

Hongos en la madera

La madera es un material vivo, y por ello es proclive al ataque de agentes bióticos (seres vivos) y de agentes abióticos (condiciones climáticas, agua, luz…). Las consecuencias de esto son varias y dependen de muchos factores.

La madera puede verse afectada por los siguientes agentes bióticos:

  • Hongos: de pudrición blanca, parda y blanda, así como cromógenos
  • Insectos: carcoma, gorgojo, avispas de la madera y diferentes tipos de termitas.

Tipos de Hongos Xilófagos

Estos hongos aparecen cuando hay una alta humedad. En la naturaleza es fácil encontrarlos en troncos que han caído, mientras que en el hogar suelen aparecer en maderas que se encuentran en cocinas, cimentaciones, baños y sótanos.

Hongos Cromógenos

Estos hongos afectan el color de la madera, no así en la estructura y las características físicas de la misma como sucede en el caso anterior.

Son mas que nada un problema estético y no alteran la resistencia de la madera.

Al igual que los de pudrición, los hongos cromógenos surgen cuando la madera está húmeda (mas de un 18 a 22% de humedad).

Hongos de pudrición

Son un problema de mayor gravedad ya que se alimentan de los componentes estructurales de la madera, lignina y/o celulosa, y la deterioran considerablemente.

Existen diferentes tipos de pudrición: parda. Blanca y blanda.

Pudrición parda (también llamada, marrón, cúbica o seca).

El hongo se alimenta de la celulosa, la madera comienza a verse marrón y se cuartea. Como resultado se ve una madera que parece quemada y agrietada.

 Es la pudrición que más deteriora las características mecánicas de la madera, y además de ello, genera un ambiente favorable para el ataque de insectos xilófagos.

Para surgir, este hongo requiere de una humedad de alrededor de un 20%. Afecta a especies frondosas como coníferas.

Pudrición Blanca

Este hongo se alimenta principalmente de lignina, y en menor medida de celulosa. Da como resultado una madera blanquecina y fibrosa, es el más frecuente de ver.

Hace que la madera pierda resistencia, en caso extremos pierde hasta el 95% del peso. Afecta mas que nada a maderas de especies frondosas, que poseen mayor contenido de lignina.

Pudrición Blanda

La madera afectada por este hongo se torna blanda, podría decirse que casi gelatinosa.

El hongo crece en el interior de la pared celular y se alimenta de la celulosa secundaria. Se lo suele confundir a simple vista con la pudrición blanca.

Este hongo aparece en casos de alta humedad, es usual en maderas que están en contacto con la tierra.

Consecuencias de los hongos de pudrición en la madera

Traen consecuencias más graves que los cromógenos, ya que destruyen la estructura de la madera. Básicamente se la van comiendo y esta pierde su resistencia, algo sumamente grave en edificaciones.

Tratamiento y Eliminación de los Hongos de la Madera

Ante todo hay que saber porque aparecieron, para evitar el factor o factores ambientales que han propiciado su proliferación.

Humedad: si la humedad es mas de un 20%, sin dudas es la principal causa, por lo que hay que mantenerla por debajo de este porcentaje.

Para ello hay que favorecer la ventilación y evitar filtraciones. También usando deshumidificadores, calefacción o forzar la ventilación.

La temperatura también influye, los hongos se desarrollan con temperaturas que van desde los 3 a los 50 grados, y el intervalo ideal para ellos es de unos 30 a 35 grados.

Los protectores para madera

Son compuestos químicos que evitan la presencia de hongos e insectos. Los más eficaces son los de tipo orgánico aplicados mediante inyección, mientras que los que se esparcen mediante pulverización tiene un alcance limitado y son más idóneos para usar a modo de prevención.

Eliminar los Hongos de La Madera

Lo primero es actuar sobre las condiciones ambientales que favorecieron la aparición, y después de ello realizar un tratamiento básico que consta de 3 fases.

  1. Preparar la superficie: eliminar madera degradada y preparar el resto para la aplicación del anti hongo.
  2. Tratamiento de elementos adyacentes: evaluar suelos y paredes para ver si también hay hongos presentes, y acabar con ellos.
  3. Tratamiento de la madera: seguir las especificaciones del producto elegido.

Una vez eliminados los hongos es posible que sea necesario aplicar un endurecedor para madera y rellenar en algunas partes.

Fuente: Maderame

Reciba Gratis Nuestros Articulos por Correo Electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *