Saltar al contenido

Carcoma, Termita y Polillas de la Madera

Carcoma, termita y polillas de la madera. Indeseables insectos que pueden acabar con los muebles y estructuras de madera que tenemos en nuestro hogar.

Descubre en este articulo las diferencias entre ellos y cómo puedes eliminarlos.

Carcoma, termita y polillas de la madera

Todos los muebles, paneles y suelos de madera de tu hogar pueden ser presa de estos indeseables insectos que se alimentan de ellos.

Si el problema no se trata a tiempo, pueden hacer verdaderos desastres en las estructuras, algo peligrosísimo cuando hablamos de estructuras de sostén de la casa por ejemplo. También pueden acabar con los muebles y echarlos completamente a perder, por ello no hay que dejarse estar.

¿Qué son estos insectos?

Para poder erradicar la plaga de tu hogar, tienes que saber diferenciar de cuales de ellos se trata, ya que cada uno requiere de tratamientos diferentes.

Termitas

Parientes de las cucarachas, son insectos isópteros que viven en comunidad. No molestan ni hacen ruido, pero se comen la celulosa de la madera (también libros, paneles, cartones, alfombras y cualquier otro material a base de celulosa).

Es un bicho de color blanco con 6 patas, antenitas y a veces tienen alas. Es difícil saber si una madera esta siendo atacada por termitas ya que son muy muy pequeñas y tienen poseen fototropismo negativo (huyen de la luz).

Son capaces de atravesar cualquier cosa para llegar a la madera, incluso el hormigón, ingresando por las juntas para atravesar muros realizando una galería que traspasa toda la pared.

Carcoma

Carcoma o quera es el nombre con la que se conoce a las larvas de varias especies de coleópteros que perforan madera y la dañan creando galerías dejan a su paso un serrín muy característico.

La madera la comen las larvas, por lo que es en esta fase que se encuentran dentro de los muebles, vigas o lo que estén atacando.

Es una plaga fácil de identificar por sus huellas y el sonido que emiten al comer la madera (los orificios y el serrín).

La carcoma coloniza la madera y las orugas la comen antes de salir al exterior y sufrir la metamorfosis a un coleóptero capaz de volar. Vive pocos días en el exterior, pone huevos y muere.

Polilla de la madera

La polilla de la madera es un insecto muy pequeño que en su fase larval come los muebles de madera, y puede causar verdaderos desastres.

Es importante acabar con ella apenas es detectada, para evitar que la plaga prolifere.

Este insecto no es una polilla como tal, sino que es en realidad un escarabajo también llamado carcoma. Suelen tener predilección por los muebles de pino, como los fabricados con la madera de otras coníferas.

Es mucho más fácil de detectar que las termitas ya que hace pequeños agujeros y producen serrín al comer la madera, además del ruido que generan al morderla.

Eliminar termita de la madera

Hay varios métodos para eliminar las termitas:

Si se trata de termitas subterráneas, si no se sabe dónde está el termitero, hay que crear barreras protectoras de insecticida sea en el suelo, muros y maderas. Se busca impedir el acceso del insecto a la madera.

El cebo es otra forma de eliminar las termitas, el cual interfiere en el comportamiento biológico del insecto. Actualmente hay portacebos que se usan en paredes, marcos y demás elementos de madera.

Tratamientos caseros:

Luz solar: como dijimos, se trata de insectos con fototropismo negativo, huyen de la luz. Exponer los muebles afectados al sol por lo menos por tres días puede ayudar a acabar con ellas.

Vinagre y aceite: una mezcla de vinagre y aceite puede ayudar a eliminar las termitas, se debe esparcir sobre la madera afectada, contaminándola y haciéndola tóxica para estos insectos.

Ácido bórico: es un excelente insecticida que ahuyentará las termitas.

Eliminar la carcoma

Insecticidas: Existen insecticidas específicos para la madera infectada con carcomas, estos son capaces de penetrar la zona afectada y acabar con la infección.

Congelación: La congelación es efectiva también para acabar con las larvas. Si se trata de objetos pequeños que se pueden meter al congelador durante al menos 72 horas., se lo puede hacer aislándolo para que no esté en contacto con alimentos.

En caso de elementos grandes, vienen congeladores en aerosol que bajan la temperatura de la zona en donde se aplican y acaban con las larvas de inmediato.

Trampas de feromonas: estas trampas emiten sustancias químicas semejantes a las que los insectos usan para comunicarse entre sí.

Atraen a los adultos antes de que puedan poner los huevos en la madera y quedan atrapados.

Aceite de linaza: es efectivo en infestaciones leves y ayuda a repeler evitando nuevas colonizaciones.

Se limpia la zona afectada y se usa solo o mezclado en pares iguales con trementina o aguarrás usando un pincel y procurando que penetre en los agujeros y grietas.

Lo ideal es dejar secar 24 horas y aplicar varias capas de producto para asegurar la eficacia.

Con Alcohol desnaturalizado: es efectivo en casos de infestaciones leves a moderadas, se limpia la zona antes de proceder con el tratamiento.

Hay que usar guantes protectores y gafas de seguridad porque es un producto sumamente irritante. Se aplica con un pincel limpio o un paño procurando que los agujeros y grietas queden embebidos. También se puede usar un atomizador en áreas de difícil acceso.

Una vez seco el producto y aplicado las veces que sea necesario, es recomendable esparcir un producto específico para proteger la madera contra futuras infecciones.

Calor: Las larvas de carcoma son sensibles al calor, si la madera afectada es transportable, se la puede poner al sol durante varios días para matar las larvas.

La pistola de calor también es útil en casos de que la exposición al sol no es posible o se requiere acelerar el proceso.

Las larvas mueren cuando la temperatura llega a los 50-60 grados durante al menos 30 minutos.

Eliminar polillas de la madera

Para eliminar las llamadas polillas de la madera se pueden utilizar diversos métodos:

Bolas de naftalina: es la misma que se usa para matar las polillas de los armarios, también resulta efectiva para acabar con los insectos de la madera, solo basta con colocarlas dentro de los muebles afectados.

Geles insecticidas: se usan de forma preventiva aplicándolos en la zona exterior de los muebles.

Insecticidas: vienen productos específicos para acabar con estos insectos, debes rociar el exterior e interior de los muebles afectados e incluso los agujeros visibles.

Productos protectores para muebles: estos productos están formulados para acabar con las larvas y a su vez evitar futuras infestaciones. Deben penetrar la madera, por ello hay que retirar toda capa de pintura o barniz que lo impida, antes de proceder con su aplicación.

Reciba Gratis Nuestros Articulos por Correo Electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *