Cómo verificar el estado de la instalación eléctrica en casa

Ya sea que se esté en una casa en la que se ha vivido por mucho tiempo o que se haya mudado a ella recientemente, un usuario debe conocer el estado real de la instalación eléctrica del lugar, para prevenir problemas o detectarlos a tiempo, antes de que provoquen lamentables consecuencias.

Si bien las normas reguladoras sobre la seguridad de las instalaciones eléctricas pueden tener ciertas diferencias de una localidad a otra, casi todas coinciden en que debe tratarse como un tema prioritario para todos, sobre todo los dueños o moradores de una vivienda, que son los primeros en sufrir las consecuencias de un sistema defectuoso o dañado.

instalacion1

Una de las primeras medidas de control es inspeccionar las distintas partes de la instalación eléctrica con el fin de comprobar si las mismas poseen las medidas de protección necesarias contra las descargas eléctricas, que van desde el uso de un alojamiento adecuado para el tablero y los cables, el empleo de disyuntores, la correcta instalación de los tomacorrientes y las correspondientes puestas o descargas a tierra.

También es importante verificar el estado del cableado y los caños o canalizaciones por las que aquél circula, además de cómo se encuentran los tomacorrientes (enchufes hembra) y clavijas (enchufes macho).

El tablero general es el que contiene los interruptores termomagnéticos y diferenciales de la instalación eléctrica, y sus conexiones a los circuitos a los que protegen. La inspección en este caso consiste en chequear que todos esos dispositivos se encuentran debidamente identificados y que no permiten el acceso a las zonas con tensión.

En cuanto al cableado, si los cables entran o salen de una caja eléctrica metálica y no están anclados a una pieza de la misma cerca de la boca de salida, se les debe proveer dicho anclaje. Los bordes de las cajas son afilados y las vibraciones o los movimientos pueden provocar daños en la cobertura del cableado y provocar un cortocircuito.

También se recomienda no dejar las uniones de los cables al descubierto, por más que estén protegidos con cinta aislante. Es mejor ubicar dichos empalmes, debidamente aislados, en el interior de una caja eléctrica.

Respecto de los tomacorrientes o enchufes hembra, debe verificarse si los mismos cuentan con su respectiva puesta o descarga a tierra. Debe tenerse en cuenta que las tomas con solo dos ranuras no cuentan con dicha prevención, por lo que es recomendable cambiarlos por otros de tres ranuras y hacer la instalación adecuada.

También se recomienda verificar si a algún tomacorriente de la casa le falta la cubierta protectora o si la misma se encuentra rota, para proceder a su reemplazo inmediato para evitar que las personas que viven o visitan la casa sufran accidentes al tomar contacto directo con el cableado interno.

Instalación eléctrica del hogar: Medidas complementarias de seguridad

Estas medidas de verificación de la instalación eléctrica de casa deben complementarse con otros recaudos para garantizar la seguridad de sus moradores.

instalacion2Por ejemplo, deben sustituirse aquellos tomacorrientes estándares ubicados en lugares expuestos al agua, por otros dispositivos protegidos. También es necesario evitar el acceso directo de los más pequeños de la casa a las tomas en desuso, recurriendo para ello a las clásicas tapas o enchufes machos de seguridad.

Recibí nuestros articulos gratis