Cómo instalar un piso flotante de melamina

El piso flotante de melamina es una alternativa económica a la madera, y su implementación se adapta a multiplicidad de usos. Ya de por sí, la opción de colocar pisos flotantes da cuenta de una solución práctica y sencilla a la hora de renovar espacios. La melamina tiene otras ventajas además de su relativamente bajo costo. A continuación, entérate de cómo colocar un suelo flotante de este material tan funcional.

Los pisos superpuestos, en general, son elegidos cuando el piso original está demasiado dañado y se necesita una respuesta rápida, o bien, como “plan A”, para cubrir la necesidad de piso en un espacio determinado. En el caso de la melamina, se la elige según el presupuesto, y como opción de tarima o piso flotante de sencilla colocación. La ventaja que posee este material es que ofrece una gama inacabable de estampados, a diferencia de la madera natural.

Cómo instalar un piso flotante de melamina

piso melamina

Requisitos para la colocación de un suelo flotante de melamina

Aplicar pisos flotantes en una habitación es una tarea que puede hacer alguien sin conocimientos previos de carpintería o albañilería. Estas tarimas o pisos superpuestos pueden ser instalados sobre madera, cemento o baldosa con relativa sencillez. Se trata de un proceso limpio, que no deja residuos, y que se lleva a cabo en poco tiempo. Sí deberás colocar, sobre la base a cubrir, un aislante.

El modo en que se coloca el piso flotante ofrece una pequeña variación que depende del fabricante: en un caso, las tablas se adhieren con cola o pegamento especial; en otro, disponen de un sistema de encastre que releva al pegamento.

Instalar un piso flotante en una habitación

En primer lugar, se deben quitar los zócalos, en caso de haberlos. Después, se elige una esquina, la más alejada de la puerta, y se comienza a instalar el suelo. En este primer paso, se coloca una cuña de madera, de 0,6 cm apróx. Este requisito responde a la sutil expansión que experimentará el suelo flotante una vez colocado. Cada marca de suelo flotante de melamina dispone de instrucciones acerca de cada cuántos metros cuadrados colocar cuñas.

A la hora de colocar las tablas de melamina, hazlo de manera longitudinal a la ventana o entrada de luz. Otro detalle es que no se debe golpear directamente la tabla para ajustar un encastre, sino que se deberá colocar, para el caso, un separador de goma.

Si se trata de un piso flotante en base a pegamento, el mismo se coloca recién en la segunda y tercer tabla, para luego seguir esta alternancia a lo largo de todo el proceso. Es clave dejar secar bien el pegamento luego de cada aplicación. Se estipula que el secado adecuado precisa de entre 20 y 25 minutos. Por último, corresponde aplicar “tapajuntas para suelo flotante de melamina” en los sitios donde previamente se hallaban las cuñas. Para más información, entérate en el siguiente enlace cómo instalar un piso flotante de madera.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*