Cómo quitar los azulejos viejos de una pared

Las grietas, roturas y decoloraciones de los azulejos viejos revelan crudamente la antigüedad y falta de mantenimiento de una vivienda, además de darle un aspecto deslucido y pasado de moda al lugar en el que se encuentran. Por ese motivo, cuando la belleza de estas piezas decorativas ya es parte del pasado es mejor retirarlos y proceder a su reemplazo.

Cuando se trabaja en la remoción de los azulejos viejos se pueden plantear dos alternativas: que las piezas de cerámica se encuentren adheridas a una base de mortero, o que estén dispuestas directamente sobre paneles de yeso. Dependiendo del cual sea el caso y en qué parte de la casa se encuentren, es posible que se tenga que echar la pared abajo junto con los azulejos.

azulejo antiguo0

Las principales herramientas que se utilizan para quitar los azulejos viejos de una pared son una espátula, un destornillador, un martillo y un cincel, y para operar con los mismos es necesario colocarse gafas de seguridad y guantes de trabajo, además  de cubrir el suelo y todos los accesorios que se encuentren debajo de la pared, debido a que la cerámica puede producir una gran cantidad de polvo y el desprendimiento de muchos trozos dentados.

Primeramente, se puede intentar despegar los azulejos deslizando la hoja de la espátula por debajo del lado de la pieza para hacer palanca. En algunos casos, para facilitar la entrada del metal, se debe eliminar la lechada en las juntas de los azulejos con la ayuda del destornillador, e incluso empujar la espátula con unos leves golpes de martillo.

En otras situaciones, se puede dar el caso de que esas herramientas sean insuficientes para aflojar el cemento que adhiere a los azulejos a la pared, debiendo recurrir al cincel, colocándolo en un ángulo de 45 grados en un borde y golpeándolo con el martillo hasta aflojar el cerámico o romperlo para poder retirarlo manualmente. Esta misma maniobra debe realizarse para retirar los restos de cemento o adhesivo de azulejos que haya quedado sobre la pared.

Como quitar los azulejos viejos de un panel de yeso

Se debe ser más cuidadoso cuando el azulejado se encuentra asentado sobre muros de yeso, ya que estos son más frágiles y pueden resultar dañados por los trabajos de extracción.  Lo ideal sería usar una sierra de lechada para retirar la mayor cantidad de masilla de alrededor del azulejo antes de despegarlo. Muchas veces, un uso demasiado entusiasta de la espátula o el cincel pueden terminar causando perforaciones y roturas en los paneles.

sierra de lechada

Cuando esto ocurre en grandes áreas, lo mejor es reemplazar todo el paño de yeso  afectado; pero si se trata de una superficie pequeña, se puede mantener el panel dañado, siempre y cuando no haya grandes perforaciones.

Si se ha logrado extraer los azulejos antiguos de una pared de yeso sin dañarla, se debe completar el trabajo de limpieza de los restos de pegamento y lechada usando una navaja raspadora.

Recibí nuestros articulos gratis

2 thoughts on “Cómo quitar los azulejos viejos de una pared

    1. Hola, Teresa. Si necesitas sacar una loseta sin dañarla es recomendable conseguir una ventosa para azulejos que se colocará en el centro y luego retirar toda la pasta de las juntas, raspando con la ayuda de una espátula o un destornillador plano muy fino. Después, con la misma herramienta, se debe ejercer una leve palanca, con movimientos suaves pero firmes, para lograr que el pegamento ceda. Para comprobar si la loseta se ha desprendido, sólo debes tirar suavemente de la ventosa. Puede ser un trabajo engorroso y no está garantizado que puedas retirar la pieza completa, sobre todo si no tienes mucho espacio en las juntas o si la loseta se encuentra bien adherida por el mortero. Saludos y gracias por tu consulta.

Comments are closed.