Cuáles son las características de los caños o tubos de polietileno

Con un uso extendido principalmente al agua y el gas, los caños de polietileno son unos de los más usados en todo el mundo. Las cualidades de estos elementos basados en los hidrocarburos los tornan aptos para las conexiones subterráneas, sin provocar una invasión considerable al medioambiente. A continuación, características, ventajas y desventajas en el uso de caños o tubos de polietileno.

Para poder ir bajo tierra, una tubería debe garantizar resistencia y solidez, para no hincharse ni abatirse ante disolventes comunes. Las tuberías de polietileno cumplen con estos requisitos. Se trata de caños flexibles obtenidos a partir de un proceso de inyección y presión, o por extrusión.

tubos polietileno

Características principales de los tubos de polietileno

Ambos procesos de fabricación de los caños de polietileno permite con facilidad calibrar la dimensión y el diámetro de los mismos. El mercado ofrece dos tipos de tubos de polietileno, variando entre uno y otro por la presión con que se los fabricó: los tubos de polietileno de baja densidad y los de alta densidad.

En el primer caso, se trata de tubos flexibles gracias a la alta presión de fabricación. Por el contrario, los de alta densidad fueron hechos a baja presión y tienen la característica de soportar temperaturas elevadas.

Las tuberías de polietileno son ventajosas por no dar paso a pérdidas. No obstante, algunos químicos las tornan vulnerables.

 

Comúnmente, los tubos se presentan rígidos o en rollos semirígidos y se clasifican de acuerdo al diámetro exterior nominal, así como por la mayor cantidad de presión que resisten. Esta última se indica como kg x cm2 y 20°C de temperatura.

Ventajas y desventajas de los tubos de polietileno

Las ventajas comienzan con su costo, el cual es más bajo que los caños tradicionales. Por lo demás, son elegidos por ser livianos y resistentes a la abrasión. A su vez, estos tubos soportan la corrosión y no se inmutan tras los impactos. La gran flexibilidad es otra ventaja apreciable por los expertos.

No obstante, hay algunos factores que hacen que los caños de polietileno no sean lo óptimo para el transporte de agua. En primer lugar, es frecuente que el agua potable quede impregnada del sabor a plástico. En segundo lugar, estas tuberías se dañan ante el contacto de algunos elementos como los ácidos oxidantes, los hidrocarburos clorados y las cetonas. Otro factor a tener en cuenta a la hora de diseñar las tuberías de una obra con caños de polietileno es que no pueden estar al aire libre, en tanto la luz ultravioleta los degrada.

Recibí nuestros articulos gratis