Saltar al contenido

Mal Olor en el Cuarto del Baño

Mal olor en el cuarto de baño, un problema frecuente en las viviendas que puede tener diversos orígenes.

Es fundamental descubrir la causa que genera este olor fétido para poder conseguir una solución efectiva, y no alternativas que lo camuflen.

Mal olor en el baño, causas probables

baño

El olor característico de saneamiento, comúnmente llamado olor a cloaca, proviene siempre de la bajante.

Es la única tubería que conecta a la red general de saneamiento, donde es claro que existen estos aromas fétidos.

Otra causa probable de los malos olores es por roturas, aberturas, poros o cualquier filtración que conecte a la red de saneamiento y no esté protegida por un sifón.

Para determinar la razón del mal olor, antes que nada, que comprobar:

  • El estado de las juntas de los sanitarios y el soldado. En caso de que haya deterioro es importante el sellar la rotura con masilla o silicona.
  • Hay que verificar el estado de las juntas del inodoro y el magnetón que se encuentra oculto en la pared.
  • También es necesario comprobar el estado de las juntas del bote sifónico.

El sifón en las tuberías del cuarto de baño

El sifón o cierre hidráulico es un mecanismo por el cual es posible evitar la presencia del mal olor debido a la constante presencia de agua en un punto de la red de tuberías.

Tiene forma de tubo y es de plástico o metal. Conecta el desagüe del inodoro, bañera, del lavabo, bidet… con las tuberías y bajantes del sistema de cañerías de la casa.

MIRA TAMBIEN  Humedad por capilaridad en el hogar: Causas y tratamiento

Hay diferentes tipos de sifones, el sencillo, doble, recto, curvo, botella, con alargadera, válvula de aireación o con válvula click-clack, el incluso el sifón lavabo pedestal.

El tipo de sifón requerido depende de diversas cuestiones:

El sitio de colocación, ya que cada especie de sifón tiene una medida determinada para conectar el aparato sanitario con el desagüe principal.

El tipo de salida del desagüe, por ejemplo, si la salida es vertical el sifón debería ser cerrado con forma de S, mientras que para una horizontal debería ser abierto con forma de U.

La cantidad de salidas también determina el tipo de sifón, si hay dos se requiere uno doble, si hay tres, uno triple, y así.

Mal olor por desifonamiento

Esto es porque el bote sifónico se queda sin agua, y como consecuencia el aire de las tuberías puede salir por el desagüe,

Esto puede darse por dos causas:

Desifonamiento por evaporación

Es la razón mas habitual y sucede cuando en épocas de calor, no se utilizan los sanitarios con frecuencia, el agua que queda en el bote se evapora.

MIRA TAMBIEN  Qué debe tenerse en cuenta para elegir una bañera nueva

Por esa razón es normal volver de vacaciones y sentir mal olor, pero se soluciona solo cuando comienza a usarse normalmente el baño.

Para evitar problemas a futuro, basta con incrementar la altura del sifonamiento de forma de conseguir un mayor cierre hidráulico. De este modo el bote no se va a secar y no saldrá mal olor de la bajante.

Desifonamiento por falta de ventilación en la bajante

Este problema se genera por una sobrepresión en la bajante ocasionada por una ventilación deficiente.

En este caso se debe incrementar la altura del sifonamiento y mejorar la ventilación de la bajante.

Hay dos tipos de ventilación, la primaria y la secundaria.

Ventilación primaria

Para solucionar la deficiente ventilación primaria es conveniente prolongar la cubierta de la tubería bajante hasta una altura no menor de 2 metros, o instalar válvulas que permitan que el aire entre, pero no salga.

Ventilación secundaria

Es una segunda red de tuberías que trata de evitar el desifonamiento de la instalación. Es importante que mantenga el mismo diámetro en toda su extensión, y la parte inferior de la misma se enlaza con las bajantes, mientras que la superior sale al exterior.

Fuente: RT Arquitectura

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *