Parrilla o asador de material, medidas y recomendaciones

Toda parrilla o asador tiene que tener medidas específicas para que además de ser atractiva a la vista, sea funcional y no genere dolores de cabeza al momento de usarla.

Cabe destacar que las medidas de la boca de la parrilla van a depender del uso que se le vaya a dar y del espacio con el que se cuente, pero no se puede objetar que los buenos diseños siempre van a priorizar la comodidad de uso.

Altura de la parrilla o asador

Como norma general suelen medir entre 85 a 90 cm, lo mismo que las mesadas de cocina. Es una medida estándar que se adecua a casi todas las esturas, pero puede modificarse en caso de que los habitantes de la casa lo requieran.

En cuanto al ancho, las dimensiones son cruciales para que el asador sea funcional y a la vez cómodo de utilizar. Por tanto, para determinar las medidas en una parrilla de ladrillos se considera:

  • El tipo de uso que se le va a dar.
  • Disponibilidad de espacio.

Por lo general un ancho de metro 20 a metro 30 es suficiente para asadores de uso familiar, pero se queda corto si se lo necesita para grandes reuniones. En este último caso lo recomendable es que el asador mida de un metro 70 en adelante, ya que son las dimensiones adecuadas para asar gran cantidad de alimento.

En cuanto a la amplitud de la boca, la medida más acertada es de 65 a 70 cm, esto se debe a que resulta cómoda para quien cocina y evita que salgan bocanadas de humo por la parte superior de la boca del parrillero. El humo es transportado hacia la chimenea y no atosiga al asador.

Profundidad del asador

  • Nunca menos de 70 cm, esto es para que entre una parrilla chica y quede algo de espacio extra.
  • Nunca más de un metro de profundidad, la persona que cocina debe poder llegar al fondo de la parrilla estirando el brazo, sin tener que meter medio cuerpo dentro.
  • En caso de construir un parrillero sobre la medianera hay que hacer un contramuro de 15 cm de espesor adosado a la misma, con la finalidad de evitar que el calor del fuego pueda causar daños en la propiedad del vecino.

La campana de humo de la parrilla

La campana de humo, elemento esencial en toda parrilla. Hace de embudo y colecta el humo que se va formando para dirigirlo en dirección a la chimenea.

Esta nace desde el interior del dintel de la parrilla y se va extendiendo hacia arriba en dirección a la chimenea. El diseño del asador no debe obstaculizar el flujo de los gases, ya que de lo contrario el humo va a escaparse por la boca del parrillero.

Tipos de campanas para parrillas

Existe una amplia variedad de campanas para asadores, de acero, hormigón armado o ladrillo. De forma de cono, pirámide trunca o un plano inclinado que sirve para dirigir el humo en dirección a la chimenea.

Sea cual fuere el material elegido, hay que controlar que la superficie interna no posea irregularidades, ya que estas impedirían el flujo constante del humo hacia arriba.

La cámara de humo tiene que empezar desde los 20 a 30 cm superiores a la boca, ya que de este modo evita que el humo se escape y ahogue al asador.

El pulmón de la parrilla

No es necesario en todas las parrillas, solo en algunos casos puntuales en los que la chimenea no cuenta con las dimensiones o posición adecuadas.

 Se trata de una  construcción que mejora el tiraje de la parrilla, hace que el aire descendiente que ingresa por la chimenea, rebote u se dirija nuevamente hacia arriba.

Se lo emplaza en el fondo de la parrilla, puede ser de chapa, ladrillos u hormigón dependiendo del modelo de asador que se tenga.

Comienza a la mitad de la boca del parrillero y termina un poco más arriba que el nivel superior. Tiene un ángulo de 30 a 45º y se dirige en forma diagonal hacia arriba y al frente, terminando en una apertura de unos 15 cm.

Chimenea para parrillas de material

Se pueden hacer de ladrillo o chapa plegada, rectangular o circular, siendo estas últimas las más funcionales ya que el aire circula por toda la cavidad.

La chimenea se puede terminar con un sombrerete o tapa que la protege de la entrada de agua de lluvia.

La sección que ocupe la chimenea tiene que ser mínimamente de una 1/10 parte de la superficie de la boca del asador para que propicie un buen tiraje.

Revestimiento interno de las parrillas de material

Por lo general se hace de ladrillo común o refractario, este último es capaz de refractar el calor hacia el interior del asador, pero lógicamente es más costoso que las tejuelas de ladrillo común.

Para adherir el revestimiento se emplea pegamento refractario o un pegamento casero compuesto por cal, cemento, arena y tierra refractaria.

El revestimiento tiene que superar unos 20 cm la altura superior de la boca del asador, la terminación del borde tiene que ser de hormigón, un perfil en ángulo metálico u otro material que resista altas temperaturas, golpes y el uso intensivo de la parrilla.

Fuente. Arquitectura simple

Foto: PIXABAY

Recibí nuestros articulos gratis