Cómo renovar las juntas de dilatación entre losas de hormigón

Se conoce como juntas de dilatación a aquél material colocado en las grietas o articulaciones existentes entre losas de hormigón para protegerlas de daños cuando se contraen y se expanden como los cambios de temperatura y humedad en el ambiente. Este material actúa como un amortiguador, absorbiendo el estrés de movimiento de las estructuras.

Después de un tiempo, esas juntas pueden secarse y no absorber esos cambios, dando lugar a la aparición de grietas en el concreto, siendo ese el momento de reemplazar el material de dichas articulaciones.

Cómo renovar las juntas de dilatación entre losas de hormigón

Para realizar esta tarea, se debe recurrir a un adhesivo de unión y a un sellador, ya que no sólo se trata de que absorban el esfuerzo generado por las dilataciones y contracciones del hormigón, sino que también impidan la penetración de humedad o aire por ese espacio entre las piezas.

Las juntas de dilatación entre losas de hormigón deben sellarse para conservar ese espacio donde se producirán los movimientos, para impedir que penetre agua u otro elemento y para proteger los bordes del deterioro por impacto de cargas puntuales.

Para lograr un mejor resultado, se recomienda utilizar adhesivos y selladores que ofrezcan elevada elasticidad, mayor duración en el tiempo, alta resistencia a la intemperie y a los rayos UV, buena adherencia, recuperación elástica, buena resistencia mecánica, y que no manche las superficies a tratar. Por eso conviene leer con atención las indicaciones de cada producto, además de hacer todas las consultas posibles al vendedor.

Para comenzar con la renovación de las juntas de dilatación entre losas de hormigón, se debe barrer toda la suciedad y otros residuos del área sobre la que se va a trabajar.

A continuación, se excava y retira todo el material viejo en las articulaciones, usando para ello una espátula. Posteriormente, se limpia cualquier resto que pudiera haber quedado suelto lavando con una manguera para luego pasar un paño por las uniones para dejarlas completamente secas y limpias.

Después de la limpieza se está en condiciones de aplicar el adhesivo de unión, por lo general epoxi, en las juntas. Se puede utilizar un pincel o un cepillo para ayudar a que el nuevo material se adhiera mejor al hormigón, sobre todo si este es algo antiguo. Se deja secar el pegamento por aproximadamente 10 o 15 minutos (o el tiempo recomendado por el fabricante).

Algunas personas prefieren insertar en la junta un respaldo consistente en una varilla de espuma polimérica (foam), antes de que el adhesivo se seque completamente, para darle un mayor poder de amortiguación. Con la espátula se empuja dicho refuerzo, asegurándose de que quede bien fijado al fondo de la junta.

Sellado de las juntas de dilatación entre losas de hormigón

Finalmente, se procede a cubrir y sellar las juntas de dilatación, aplicando para ello una capa generosa de sellador, dejándolo nivelado con la superficie con la ayuda de una espátula humedecida en agua jabonosa. Es importante evitar el tránsito sobre las juntas renovadas hasta que el sellante haya secado totalmente.

Para lograr un acabado más prolijo, se sugiere enmascarar con cinta de pintor los bordes superiores de las juntas de dilatación entre losas de hormigón después de limpiarla, y retirar inmediatamente después de la aplicación del adhesivo y el sellador.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*