Porcelanato vs Cerámica, ¿cuál es mejor?

Tanto el porcelanato como la cerámica son opciones viables para colocar en el hogar, pero según las necesidades, conviene uno u otro.

En este artículo vamos a ver cuáles son las ventajas de cada uno y por ende, según qué condiciones conviene utilizarlos.

Ventajas y desventajas del porcelanato y la cerámica

Según el tipo de uso

Ambos son compatibles para ser utilizados en el hogar, pero si las condiciones de uso son exigentes, siempre hay que decantarse por el porcelanato por su dureza, impermeabilidad y resistencia.

Según el diseño y la estética

El porcelanato cuenta con terminaciones más rectas y por ende, juntas más finas, lo que da como resultado un piso más liso y parejo, tanto visualmente como al tacto.

El piso cerámico es más rugoso, ideal para lograr ambientes rústicos, pero carece de luminosidad. En este aspecto, el porcelanato le lleva ventaja porque es brillante, además viene en diseños muy semejantes a productos naturales como la madera, piedra y mármol, tan semejantes que a veces a simple vista parecen reales.

La practicidad y facilidad de limpieza

El piso de cerámica al ser más poroso y tener juntas más anchas, es un poco mas difícil de limpiar a fondo, además de juntar más suciedad con el uso diario. El porcelanato junta menos polvo y es más fácil de limpiar.

Cabe destacar que en el caso del porcelanato brillante, se nota toda pisada, marca o desecho que caiga sobre él.

En cuanto al costo de cada uno

El porcelanato es más costoso que el piso cerámico, justamente por su proceso de elaboración, mayores dimensiones y porque están de moda. Esto no quiere decir que la cerámica sea de menor calidad, nada más alejado de ello.

Por otra parte, hay que considerar el precio de la pastina y pegamento que requiere la colocación del porcelanato, son más costosos que los de la cerámica.

ceramica desgastada

¿Qué conviene comprar?

Esto depende del tipo de ambiente que se quiere conseguir, si más rustico o más refinado, y también el presupuesto con el que se cuenta.

Ambas son opciones viables, pero siempre el porcelanato llevará ventaja por sus características que lo hacen mucho más completo.

En caso de que el presupuesto no sea muy holgado, la cerámica de buena calidad es una alternativa más que indicada. Ya en el caso de que las exigencias sean más altas, siempre habrá que decantarse por el porcelanato.

Ventajas por sobre la cerámica

  • Facilidad de limpieza y mantenimiento.
  • Mayor durabilidad y resistencia.
  • Piezas de mayor tamaño.
  • Mayor impermeabilidad.
  • Apariencia uniforme, juntas más finas.
  • No hace falta encerarlo.
  • Es apropiado tanto para interiores como exteriores.
  • Es posible colocar el porcelanato sobre una cerámica.
  • Los diseños disponibles son mucho más variados.

Ventajas de la cerámica sobre el porcelanato

  • Son pisos mucho más económicos, tanto las piezas como los adhesivos.
  • Resisten bien el uso, aunque su duración es menor en comparación con el porcelanato.
  • Se limpian bien, no requieren de productos de limpieza especiales.
  • Como vienen piezas de menor tamaño, es posible colocar sobre bases que no están del todo parejas.
  • Se pueden colocar sobre mosaicos existentes.
Porcelanato
Porcelanato, foto Pixabay

Variedades de porcelanatos

Esmaltado

Lo recubre una capa de esmalte de silicio que vitrifica la pieza otorgándola brillo, anula su porosidad y aumenta la resistencia a rayones o abrasión por el desgaste.

Natural

Idóneo para sitios donde se requiere superficies que no resbalen, como el baño.

Satinado

Como su nombre lo indica, es satinado. Resulta el más usado en salas, cocinas y habitaciones ya que al no ser brillante, no cansa visualmente.

Líquido

Es creado con resinas que se emplea para crear pisos monolíticos, da lugar a una superficie lisa sin uniones ni empalmes. Se utiliza por lo general para pisos existentes que se quieren renovar., exteriores e incluso en algunos mobiliarios.

Fuente: Arquitectura simple

Fotos: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis