Saltar al contenido

Revestimiento Texturado Exterior

El revestimiento plástico texturado exterior es un producto muy usado en la actualidad para dar acabados únicos a las paredes o techos exteriores.

Tiene una apariencia singular, con textura y porosidad que lo hace muy atractivo visualmente, y a la vez, al haber opciones de color evita el proceso de pintura.

¿Qué es revestimiento plástico texturado?

Es un producto listo para usar elaborado con cuarzo, resinas sintéticas y pigmentos inorgánicos. Sus compuestos hacen que el producto goce de una gran elasticidad, impermeabilidad y excelente adherencia.

Deja un acabado durable en el tiempo debido a su resistencia a la abrasión, cualidad otorgada por los minerales que posee.

Variedades de revestimiento texturado

En el mercado hay variedad de opciones, muchas marcas comercializan el producto en variedad de texturas y colores.

Se encuentran revestimientos de acabado ultra fino, fino, medio y grueso, por lo que, dependiendo de la técnica de colocación empleada, se puede conseguir una terminación absolutamente original y personalizada.

La elasticidad que posee el producto permite que se lo pueda aplicar con diversos movimientos sin generar grietas o fisuras. Es impermeable al agua, pero permeable al vapor, cualidad que lo hace idóneo para muros ya que ayuda en su preservación.

Como aplicar revestimiento texturado exterior

Las técnicas mas empleadas para este trabajo son las de rodillado, planchado, cepillado o salpicado. También se pueden emplear mallas para generar texturas más rusticas.

Este producto es idóneo para aplicar en paredes con imperfecciones ya que reemplaza al revoque fino y la pintura.

¿Dónde usar revestimiento plástico?

El producto se emplea en exteriores e interiores, con la finalidad de contar con un acabado decorativo con capacidad mecánica y gran durabilidad.

Se lo puede esparcir sobre revoque grueso, alisado o peinado de forma horizontal, también sobre revoque fino, placas de yeso, maderas, MDF, fibrocemento, hormigón, aglomerado y variedad de superficies más.

Lo esencial para que el revestimiento pueda adherirse a la superficie, es que esta esté completamente limpia. Por tanto, si hay manchas de aceite, verdín, salitre o cualquier suciedad, ha de removerse completamente antes de proceder con el trabajo.

Si la pared exterior a revestir tiene pintura previa, hay que quitar las partes sueltas con un cepillo. En caso de que se aplique sobre un revoque nuevo, este debe haber fraguado por 20 días como mínimo, y si la superficie es muy absorbente, se debe esparcir primero un fijador.

¿Cómo se aplica el revestimiento texturado exterior?

Considerar el clima es fundamental. No se puede emplear en días de lluvia, viento o intensa humedad.

Siempre la superficie ha de estar completamente seca, y la aplicación se hace en dos manos, la primera que actúa como base y la segunda otorga la textura.

Cada fabricante provee de las instrucciones de uso, siempre han de seguirse ya que pueden variar de un producto a otro.

El rendimiento está relacionado con la cantidad de capas que se apliquen para conseguir el acabado deseado.

Acabado final del revestimiento plástico texturado

El producto viene coloreado y permite la combinación de varios para conseguir nuevas tonalidades.

La textura y diseño final está supeditada a la cantidad de manos dadas, a la herramienta usada para su aplicación y a la forma de realizarla, como también depende de la habilidad de la persona que ha hecho el trabajo.

Tipos de acabado:

Salpicado

Para este efecto se usa una pistola especial con compresor. Tiene la posibilidad de regularse para controlar el grosor y tamaño de las gotas esparcidas.

Cuando se desea un salpicado planchado, se deja secar el producto de forma superficial, y después se alisa con llana plástica.

Rodillado

 Luego de aplicado el revestimiento se pasa un rodillo de fibra o lana según el diseño que se quiera obtener. También se pueden emplear rodillos con textura.

Fratasado rústico

Este se consigue con la malla que se le agrega al producto. Se aplica la base con un espesor bien parejo, se deja secar y se alisa con una llana plástica humedecida.

Grano

Según el efecto que se quiera obtener, se puede añadir un grano especial para acabados de revestimiento plástico.

Espatulado

En esta técnica se usa una espátula como herramienta de aplicación. Debe ser metálica y de hoja blanda, que permita ejercer una fuerte presión sobre la superficie a la vez que se dan movimientos semicirculares en ambos sentidos.

Rayado

Para este acabado se usa una llana lisa o cepillo plástico, de forma horizontal o vertical. Debe emplearse luego de que seque de forma superficial la segunda mano.

Irregular

Lo que se busca en este acabado es que la apariencia del revestimiento sea irregular, y se consigue mediante el uso de una esponja natural.

El revestimiento texturado exterior es muy versátil, permite una infinidad de acabados ya que las herramientas para su aplicación son variadas. Es posible crear terminaciones personalizadas según la imaginación y habilidad de la persona que lo aplica.

Fuente: Home Solution

Reciba Gratis Nuestros Articulos por Correo Electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *