Cuadros para Decorar el Baño

Usar cuadros para decorar el baño es una forma fácil y económica de dar vida y color a este espacio.

No importa las dimensiones que tenga, aun siendo pequeño, este espacio de la casa puede verse muy favorecido y siempre se encuentra lugarcito para colgar un cuadro.

Las imágenes de los cuadros para el baño pueden ser variadas, es muy a gusto personal. Hay quienes optan por escenas abstractas, motivos florales, retratos, paisajes, en fin, las opciones son infinitas.

Cuadros para decorar el baño

Con un simple cuadro podemos hacer mucho. Inspiran, dan color, vida y elegancia a los espacios cuando se los sabe ubicar y seleccionar.

Al estar presentes en el cuarto de baño, tienen la ventaja de que dotan el cuarto de un toque de distinción y lo hacen sentir más acogedor.

El sitio donde colocarlos es indistinto, todo depende de la disposición del baño y siempre procurando que se mantenga alejado de la ducha para evitar que se dañe por la humedad.

El tamaño del o los cuadros también es subjetivo, puede ponerse uno grande o varios pequeños e incluso de distinto tamaño en varias paredes.

Cabe resaltar, que los que tienen formato vertical son mas apropiados para ambientes pequeños o de techos bajos porque ayudan a conseguir una sensación de mayor amplitud.

Otro detalle a mencionar es que la paleta de color de las imágenes y el marco del cuadro, deben coincidir o combinar con el estilo en general del espacio, para que se vean como parte del mismo y no un objeto descolocado en el conjunto.

Imágenes apropiadas para cuadros en el baño

Como dijimos anteriormente, la elección de las imágenes es absolutamente personal, pero conviene tener presente algunas recomendaciones prácticas.

Por ejemplo, cuando el cuarto de baño es pequeño, lo más recomendable es utilizar imágenes tranquilas, neutras, minimalistas o que tiendan al reposo.

En cambio, cuando se coloca cuadros en baños grandes y espaciosos, se puede jugar con láminas más provocadoras y llamativas, ya que se lucirán mejor en paredes con buena perspectiva.

Lo más habitual es que la gente opte por paisajes naturales, anuncios vintage de cosméticos, carteles callejeros, flores y motivos abstractos.

También están quienes elijen cuadros con orientación al Feng Shui. Esta disciplina oriental recomienda colocar imágenes con elementos naturales como la madera, tierra y fuego, los que pueden ser expresados también en formato de flora y fauna, buscando compensar con el elemento agua que es el predominante en esta estancia.

Por otra parte, también indica que debe haber un predominio de tonos rojizos y marrones para añadir calidez a la decoración.

 Foto Freepic

La humedad, enemiga de los cuadros

Claramente que la humedad es casi constante en el cuarto de baño, por lo que los cuadros pueden verse afectados si no se los protege adecuadamente.

Por lo general, cuando se colocan imágenes en este ambiente, se las aísla de forma hermética para evitar inconvenientes. También se los puede cubrir con cristal o con una lámina plástica o de vinilo.

Claro está que hay que evitar la proximidad a la ducha y/o bañera, para evitar que se mojen o el valor los alcance.

En los cuartos de baño donde hay ventanas o algún mecanismo de ventilación, es idóneo colocar los cuadros cerca para que estén lo más aireados posible.

Fuente: Consumer

Fotos: Freepic

Colabora con Albaniles.org

Con un pequeño aporte mensual nos ayudas a cubrir gastos para poder seguir entregando artículos de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *