Cómo cambiar el interruptor de una lámpara

Cambiar el interruptor de una lámpara es muy fácil, siempre y cuando se cumpla con el primer paso: perder el temor a la electricidad. El segundo paso es quizás tan importante como el primero -y hasta quizás debiera ocupar su lugar: trocar miedo por respeto. Luego sí, a armarse de destornilladores y alicates o pelacables . Verás qué rápida y efectiva te resulta la tarea con los consejos de este post.

Es lógico que uno tema ante las reparaciones eléctricas, lo mismo ocurre con las relacionadas al gas. Es sabido que un pequeño cortocircuito puede provocar desastres en una casa. Pero a tranquilizarse, nada de eso va a pasar a la hora de colocar el interruptor en la lámpara, esa tan bonita que no se usa porque no había valor para arreglarla.

interruptor lampara

Cambiar el interruptor: cortar los cables

La falla en el interruptor de lámpara que vamos a cambiar, reside, seguramente, en que los cables están mal conectados a los polos. Para comenzar la tarea, abriremos el interruptor de la lámpara con el destornillador, cuidando de que no caigan al suelo y se pierdan. De más está decir que la lámpara en cuestión debe estar desenchufada antes de iniciar el trabajo, pero, como se verá, lo decimos, porque prevenir, ya se sabe, siempre es mejor que curar.

Lo que haremos con los cables que encontramos a cada lado del interruptor de la lámpara es desatornillarlos y cortar. ¿Cómo cortar? Primero corta la punta de los cables, para que vuelvan a estar prolijos, quitando unos tres o cuatro centímetros. Luego corta el plástico exterior con el alicate, sin dañar los alambrecitos internos, los cuales son, en definitiva, los que deben estar sanos para transportar la energía eléctrica. Entonces, retomando, corta y quita el plástico a los cables dejando

colocar interruptor lampara

Volver a armar el interruptor de la lámpara

Los cables se colocan en los tornillos del interruptor, enroscando la zona alambrada a los mismos. Aquí es importante cuidar que el dispositivo para pulsar y prender y apagar la lámpara quede debidamente colocado. El pulsador del interruptor tiene un sitio designado de fábrica, se verá que no es nada difícil ponerlo y sacarlo para arreglar los cables. Sí es necesario fijarse que no quede, al volver a ponerlo, presionando alguno de los cables.

Quizás quieras colocar cinta aislante en las áreas de los cables donde haya quedado expuesto el alambre. Es una buena idea, sobre todo si cortaste demasiado el plástico. Para concluir, atornilla el interruptor de la lámpara nuevamente. Si buscas saber más sobre arreglos eléctricos en casa, o buscas conocer las palabras clave de la electricidad del hogar, haz clic en los enlaces.

 

 

Recibí nuestros articulos gratis