Cómo reformar la escalera fácilmente

Reformar la escalera para adecuarla al estilo del resto de la casa o simplemente para mejorar su apariencia desgastada por el paso del tiempo.

Independientemente de cual fuere la razón, en este artículo podrás encontrar la información necesaria para realizar el trabajo de forma sencilla pero efectiva.

La importancia de la escalera

Las escaleras tienen un papel fundamental en la estructura de una casa, conectan espacios y son realmente un punto focal en la decoración de los ambientes.

La realidad es que también su apariencia suele quedar obsoleta en contraste con las modificaciones que se le hacen al hogar con el paso del tiempo, y esto se debe a que por su estructura son un elemento que no siempre se modifica, implica un gran trabajo y una buena inversión de dinero.

Por fortuna existen maneras de darle una refrescada a las viejas escaleras, reformas sencillas que pueden hacerlas ver mucho mejor, más modernas y acordes al estilo decorativo actual de la habitación.

Cabe destacar que estas reformas son solo para modificar la apariencia de la escalera y no para corregir defectos estructurales, grietas, roturas o desprendimientos. En ese caso primero hay que arreglar y después reformar.

Los materiales que se elijan para la renovación de la escalera tienen que acompañar el estilo de la casa, pero no competir en importancia ya que de lo contrario habrá un choque visual muy fuerte que desarmonizará toda la escena.

No está de más aclarar que la materia prima empleada debe ser de alta calidad, esto garantiza la durabilidad de las reformas y a la vez otorga seguridad ante accidentes eventuales que puedan suceder con el uso de la escalera.

Escalera, foto Pixabay

Revestimientos de pared

Algo tan simple como revestir la pared de fondo de la escalera puede cambiar radicalmente su aspecto. En la actualidad se emplean placas texturadas para generar contraste y aumentar el impacto visual de todo el conjunto.

Pero hay que tener en cuenta:

Material y estilo del pasamano: estos determinan la edad del estilo arquitectónico, y en base a ello se debe seleccionar el tipo de revestimiento a colocar.

En caso de barandas clásicas o de época, no se recomiendan las texturas en la pared sino las placas lisas y en colores claros. Contrariamente a lo que sucede con pasamanos modernos o de estructura simple, en este caso sí se pueden emplear texturas en las paredes.

A la hora de seleccionar el revestimiento, siempre hay que estar muy conforme con el estilo y el color, hay que tomarse todo el tiempo necesario en su elección ya que es un elemento que se ve a diario y si no llegase a gustar, se convertiría en una pérdida de dinero.

Si la escalera por sí sola es vistosa se puede obviar el revestimiento ya que lo ideal es resaltar sus virtudes mediante la pintura como también haciendo uso de mosaicos vinílicos autoadhesivos en los escalones para dotarlos de mayor protagonismo.

El piso de madera en la escalera

Es un recurso muy versátil y  favorecedor en todos los estilos. La madera tiene todas las cualidades necesarias para quedar estupendamente en cualquier sitio en donde se la coloque, es cálida, atemporal y bella.

En esta reforma solo basta con tener presente las medidas que deben tener los escalones y el espacio entre ellos, de modo que no se vean afectadas con la reforma. Como regla general deben tener 17 cm de contrahuella, 30 cm de huella y un mínimo de 70 cm de ancho, pero son medidas variables.

Fuente: Punto deco

Foto: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis