Cómo empapelar con papel de reciclaje

Si quieres destacar algún sitio de tu casa, oficina o local comercial, un recurso económico y moderno es empapelar reciclando papeles. Los papeles pueden ser de regalo, periódicos o diarios, libros, etiquetas, o lo que prefieras y te guste. Verás que no es tan complicado y los resultados son verdaderamente originales.

Antes de empezar, ten en cuenta juntar el material suficiente para cubrir la superficie deseada, además de algunos elementos necesarios para preparar la pared, como una lija de grano medio; elementos que te sirvan para cubrir el suelo y que no se manche con adhesivo; tijeras, reglas, rodillo o pincel, y pegamento especial para empapelados.

empapelado original

Cómo preparar la pared para empapelar

Despeja todo lo que puedas el área de la pared elegida para poder trabajar con comodidad. Coloca en el piso lo que necesites para no ensuciarlo y procede a lijar la superficie que vayas a empapelar. Intenta que quede libre de relieves, agujeros o suciedad.

En caso de haber agujeros, lo ideal es rellenarlos con enduido, dejar secar y luego lijar hasta emparejar perfectamente el muro. Ten en cuenta que necesitas una superficie apta para que adhiera el pegamento, a la vez que impida la posibilidad de que, en un futuro, un roce desgarre el empapelado.

Para prevenir manchas, coloca cinta de enmascarar o cinta de papel en los contornos. Preferentemente, una cinta ancha, que te de margen a error.

 

Recuerda que la cola para empapelados seca rápido, por lo que conviene trabajar de forma sectorizada a la hora de comenzar a cubrir la pared con los papeles reciclados.

Empapelado paso a paso

El pegamento para empapelado se coloca directamente en la pared. Intenta ser meticulosa y prolija al trabajar por sectores, de modo de obtener un resultado homogéneo. Inmediatamente de aplicado el pegamento, aplica el papel.

Es importante que no quede aire dentro del papel. Para garantizar el trabajo, debes pasar una espátula de goma desde adentro hacia los bordes. No hagas demasiada presión, para no romper el papel. Con este proceder, también evitarás que queden arruguitas en el colocado del papel.

Luego, debes dar una mano de pegamento con el rodillo sobre el papel que acabas de poner, de modo reafirmarlo y facilitar la unión con los demás papeles. Los siguientes pasos son seguir pegando los papeles y dejar jugar a tu imaginación a la hora de crear patrones. En este sentido, puede ser útil que previamente hayas hecho un croquis de la obra finalizada.

Para un acabado homogéneo, luego de haber cubierto toda la pared y de dejar secar al menos dos horas el pegamento, impermeabiliza con una nueva y última capa de cola para empapelados.

Recibí nuestros articulos gratis