Cómo instalar una puerta plegable

Ya sea que estén hechas en PVC, aluminio, madera o vinilo, las puertas plegables, plegadizas o de librillo son un importante recurso a la hora de aprovechar mejor cada rincón de una casa, gracias a la facilidad de su instalación y al poco espacio que ocupan.

Además de ser útiles para entrar o salir, estas puertas sirven para separar ambientes y para hacer que los sistemas de aclimatación actúen de forma más eficiente, ya que permite crear áreas más pequeñas y fáciles de calefaccionar o refrescar.

puerta plegable0

Como su nombre lo indica, las puertas plegables poseen un sistema de apertura deslizante que hace que sus múltiples hojas articuladas se cierren sobre sí mismas, como si se tratara de un fuelle, ahorrando más espacio que las puertas convencionales, las mamparas y las corredizas, incluso en espacios tan angostos como los pasillos.

En los distintos negocios del ramo se ofrece una amplia variedad de puertas plegadizas que difieren en lo que respecta al material de fabricación, cantidad de hojas que la componen, acabados, y precios.

Si bien las puertas se comercializan en kits listos para ser instalados, será necesario seguir algunos pasos previos a su colocación para asegurarse un buen ajuste de la pieza en su lugar definitivo.

En primer lugar, antes de comprar la puerta plegable, se debe medir el tamaño del vano, al que se le resta el espesor del marco para saber cuál será el tamaño real de la puerta. Si no se encuentra un kit el tamaño justo, es recomendable comprar uno poco más grande de la medida que se necesita.

A continuación, se debe verificar que el vano donde se instalará la puerta plegable esté correctamente encuadrado. Una manera rápida de hacer esta comprobación consiste en medir las diagonales del espacio y ver si las mismas miden lo mismo.

En caso de detectarse diferencias entre una y otra medida, se deberá corregir emparejando los lados con mortero, o en su defecto poniendo cuñas en el marco.

Una vez terminado el trabajo de encuadre del vano, se presentan las guías de la puerta plegable en el hueco y se marcan las líneas por las que se harán los cortes, en caso de tener que rebajarlas para que calcen perfectamente.

A continuación, se procede a colocar la guía inferior, fijándola al piso mediante los tornillos incluidos en el kit. Posteriormente se instala la guía lateral vertical que sujeta la puerta plegable cuando está abierta. Se fija también con tornillos. Como esta guía soporta el mayor peso de la puerta, debe estar firmemente asegurada.

Encima de esta última guía se colocará el carril superior, y luego se completa con la colocación de la guía lateral restante.

puerta plegable1

Para instalar los rodillos, se desmontan en primer lugar los paneles de la puerta para retirar temporalmente las bisagras. Luego se coloca el rodillo inferior y el superior en el respectivo riel y a continuación se coloca la bisagra, para luego instalar la primera hoja. Esta operación se repite con el resto de los paneles hasta completar la puerta plegable.

Recibí nuestros articulos gratis