Cómo se hace el mantenimiento de la pintura en las paredes

El paso del tiempo y la exposición a agentes ambientales son algunos de los principales factores que afectan el aspecto general de las paredes pintadas, tanto en el interior como en el exterior de una casa.

La pintura de las paredes suele ser la primera perjudicada, perdiendo su color original o sufriendo desprendimientos. De allí la importancia de conocer algunas recomendaciones para realizar la conservación adecuada de estas superficies.

Cómo se hace el mantenimiento de la pintura en las paredes

pared exterior

Algo que sin dudas contribuye a que una pared conserve su aspecto original por mayor cantidad de tiempo es utilizar un material de buena calidad, aunque igualmente se necesitará una atención períodica y mantenimiento.

Una práctica recomendada es revisar los muros dos veces al año para detectar los posibles problemas temprano y así minimizar los daños en la pintura. Además de evaluar y tratar las manchas de suciedad, moho y eflorescencias, deben buscarse agrietamientos, ampollas, descamaciones, pérdida de brillo e incluso señales de oxidación.

Todas las pinturas, especialmente las pinturas planas, las pinturas a base de aceite y las formulaciones más baratas, pueden convertirse en un gran medio para el crecimiento del moho y otros hongos, que aman las condiciones húmedas y sombreadas. Por esto es conveniente revisar aquellas áreas muy expuestas al agua de lluvia o que no reciben buena iluminación del sol (en el caso de las paredes exteriores), mientras que en el interior se debe poner énfasis en lavaderos, baños y sótanos.

Dondequiera que se detecten las manchas de moho enlas paredes, el cloro para uso doméstico es la solución más usual y sencilla. Primero se protegen las plantas, el césped o los pisos interiores con plástico y luego se frota la pintura afectada con una mezcla de agua con cloro en una proporción de 3 a 1 y un cepillo de fregar. Se distribuye la solución en la superficie unos 30 centímetros más allá de los límites del área afectada y se deja que actúe durante 20 minutos. A continuación, se enjuaga bien el área y se deja secar.

En cuanto a la suciedad, la mayoría de la que se observa en la pintura de las paredes exteriores corresponde a partículas en suspensión que se han depositado sobre la superficie, por lo que puede quitarse con el uso de una lavadora a presión. La suciedad en la pintura en el interior se ve generalmente en las huellas que dejan las manos alrededor de interruptores y perillas, las salpicaduras de líquidos en cocina y baño, marcas de roces en pasillos o corredores, o el hollín que se forma encima de lámparas y otras fuentes de calor.

En estos casos, es importante tener en cuenta que eliminar la suciedad antes de que se acumule no sólo mantiene la pintura en buenas condiciones por más tiempo, sino que también impide que la suciedad se incruste permanentemente en la película de pintura, dificultando su limpieza.

Se debe comenzar siempre la limpieza con un detergente suave y una esponja o un paño suave y sólo recurrir a limpiadores más fuertes cuando se trate de manchas muy rebeldes. Los limpiadores alcalinos pueden terminar apagando el brillo de las paredes pintadas. Los limpiadores abrasivos quemarán casi cualquier pigmento y afectarán el tono brilloso de los colores satinados.

Una vez terminado el trabajo de limpieza, se debe enjuagar las superficies con cuidado para evitar que el limpiador residual siga actuando sobre aquellas y afecte la adhesión y color de la pintura.

Mantenimiento de pintura en las paredes: Limpieza de marcas de crayón

En casas donde hay niños, es común que éstos decidan volcar sus inquietudes artísticas en las paredes, usando para ello distintos materiales, entre los que se destacan los crayones.

limpieza pared1

Un truco para limpiar estos garabatos consiste en suavizar las marcas de crayón con un secador de pelo y luego borrarlas con una toalla de papel o un paño suave. Se debe mantener la secadora lo suficientemene cerca de la pared para ablandar los trazos del lápiz graso, pero no la pintura. También puede tratar de suavizar las marcas mediante la aplicación de una plancha caliente sobre un trapo viejo colocado sobre la zona.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*