Macetas de Cemento, Hobbie y Miniemprendimiento Durante la Cuarentena

En época de confinamiento es importante aprovechar el tiempo libre para realizar actividades en casa que ayuden a pasar este mal trago. Si te gustan las manualidades, estás buscando que hacer en los días de cuarentena y quizás necesites una ayuda económica, este articulo de macetas de cemento puede serte de gran utilidad.

Aprenderemos como realizar macetas de cemento, las nociones básicas para que puedas elaborar tus propios contenedores y decorarlos a gusto. Una vez que hayas dominado la técnica podrás crear diversos diseños con formas de vanguardia y ofrecer productos más exclusivos.

Las macetas de cemento

Los tiestos de cemento son muy duraderos, más económicos que los de plástico (por más resistencia a los agentes externos que tengan) y hacerlos en casa permite que puedas crear tus propios diseños.

Como es verdad que resultan más pesados, por lo general se realizan en tamaños pequeños, para el cultivo de cactus y suculentas, que son plantas que no requieren de gran cantidad de tierra para prosperar.

De igual modo esto depende de cada uno, quizás quieras hacer medidas más grandes y colocar plantas de mayor porte, todo depende de tu disponibilidad y capacidad.

Materiales necesarios para hacer macetas de cemento

  • Dos contendores plásticos con la forma elegida, uno más grande que el otro.
  • Aceite antiadherente en aerosol
  • Guantes
  • Cemento
  • Arena
  • Hoja grande de plástico
  • Perforadora para hacer los agujeros de desagüe
  • Espátula
  • Colorante para cemento (opcional)
macetas de cemento
Macetas de cemento. Foto Pixabay

Producción de macetas de cemento

Debes rociar con el antiadherente toda la superficie interna del contendor que te servirá de molde, y la parte externa del contendor más chico. La idea es colocar el cemento solo en el espacio que queda entre ellos cuando los colocas uno dentro del otro.

Para los orificios de drenaje de la maceta tendrás que usar una perforadora, estos se hacen una vez que la maceta está terminada.

Prepara la mezcla de cemento con 3 partes de arena por una de cemento y agua. Procura agregar el líquido de a poco para que no te quede demasiado aguada. Si deseas colorear la maceta, este es el momento de añadir el colorante.

Una vez que tengas la preparación lista colócala en el recipiente más grande, tiene que ser la cantidad adecuada para que después puedas poner el recipiente más chico.

Coloca el recipiente pequeño en el interior del grande presionando levemente y con un peso adicional para evitar que se levante. De ser necesario agrega más cemento en el espacio que queda entre ambos contenedores, emplea una espátula para facilitarte el trabajo.

Pasadas 24 horas rocía las macetas con  agua y retira con cuidado el contenedor pequeño.

Quitar el contendor más grande te costará un poco más, para poder quitarlo con facilidad tienes que mojar la maceta con agua fría y cubrirla con un trozo grande de plástico con el fin de humedecer el cemento. Esto lo debes mantener por una semana, pasado este tiempo quita el plástico, coloca el contendor boca abajo y da suaves golpes en la base para desprender la maceta de cemento.

Lija las imperfecciones que pueden haber quedado en la maceta y haz los orificios por donde se drenará el agua. Ten en cuenta que a mayor tamaño de la maceta, mas grande sera el calibre de los orificios.

Por otra parte, si haces macetas pequeñas para colocar suculentas en el interior, puede que no precises de hacer estos agujeros ya que el regado de la planta se hace con un spray que solo humedece la tierra levemente.

Limpia bien los recipientes que te han servido de molde, ya que puedes volver a usarlos cuantas veces quieras.

Intenta hacer algunas macetas pequeñas para ir tomándole la mano y decóralas con esmaltes sintéticos para personalizarlas y hacerlas más atractivas.

Estos video tutoriales te serán muy útiles!

Fuente: Jardinería On

Foto: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis