Detalles a tener en cuenta antes de comenzar un trabajo de plomería

Existen trabajos de plomería que no representan grandes desafíos y que pueden ser resueltos por los propios moradores de una vivienda, siempre que tengan la paciencia y la habilidad necesarias para emprender este tipo de proyectos.

Sin embargo, existen algunas reparaciones o instalaciones que demandan un poco más de conocimientos o capacidades. Por eso es importante conocer las limitaciones personales y de tiempo antes de emprender una tarea de fontanería por cuenta propia.

plomero1

Lo primero que debe tenerse en cuenta es el tiempo que puede demandar un proyecto de plomería, ya que la familia no podrá utilizar un accesorio del baño, cocina o lavadero hasta que se haya terminado su colocación o su arreglo. Incluso si uno cree que es competente para hacer el trabajo, es posible que por distintas razones no disponga del tiempo que el mismo demande.

Por eso, en lugar de forzar al resto de los habitantes de la casa a vivir en un lugar de trabajo durante meses, puede valer la pena invertir un poco más de dinero para contratar a alguien que puede hacer el trabajo rápida y profesionalmente. Más importante aún, es posible que la legislación local disponga que sólo los plomeros con registro oficial estén autorizados para realizar ciertos trabajos.

Contratar directamente a un fontanero para una reparación o instalación de plomería también requiere tener en cuenta algunos detalles importantes para  asegurarse de que el trabajo estará bien hecho.

En primer lugar, si se trata de un proyecto de mucha importancia que implique una buena inversión de dinero, tiempo y materiales, es mejor conseguir cotizaciones de dos o tres plomeros y pedir referencias y hablar con antiguos clientes para ver si quedaron satisfechos por su desempeño y su puntualidad en el término de las obras.

Una discreta supervisión de la labor del plomero profesional también puede ayudar a obtener un trabajo final satisfactorio. Este acompañamiento también ayuda a conocer cómo se realiza la reparación o la instalación, algo que puede ser útil para quienes decidan hacerlas personalmente en el futuro.

Este paso también puede ser oportuno para hacer preguntas al fontanero, en caso de que el dueño de casa no entienda lo que aquél esté haciendo.  Siempre que sea posible, es mejor hacer esas consultas al final del día, por lo que de lo contrario podría convertirse en una molestia.

Si se percibe de que el trabajo es de mala calidad y el plomero no hace caso a sus preocupaciones, con un tono firme pero amable se le debe recordar que no se le pagará si el trabajo no es el correcto.

Qué hacer antes de comenzar un proyecto de plomería por cuenta propia

Si se cree que dispone de la paciencia, las herramientas y la capacidad necesarias para realizar el trabajo de reparación o instalación de plomería por cuenta propia, se deben seguir algunas recomendaciones para asegurar que la tarea no sea fastidiosa, agotadora o riesgosa innecesariamente.

Antes de comenzar a trabajar se debe cerrar el paso del agua corriente, abriendo a continuación un grifo para verificar que el suministro efectivamente hasido inerrumpido.

plomero2También debe tenerse cuidado de no tocar los enchufes eléctricos cercanos, especialmente si se está mojado.

La plomería puede ser exigente físicamente, ya que a menudo se tiene que trabajar en lugares estrechos. Por eso se deben tomar algunas medidas para hacer el área de trabajo lo más cómoda posible, usando toallas extendidas como cojines para la espalda o las rodillas, teniendo a mano un paño para recoger el agua y la suciedad,  y contando con una buena fuente de iluminación.

Recibí nuestros articulos gratis