Termotanque: ¿Eléctrico o a Gas?

Termotanque eléctrico o a gas. Resuelve tus dudas en este artículo donde encontrarás toda la información necesaria.

El termotanque es un elemento imprescindible en el hogar. Según las condiciones de la casa, posibilidades e instalaciones, se puede optar por un termotanque eléctrico o uno a gas.

Termotanque eléctrico Vs termotanque a gas

Agua sanitaria

Para podes desenmarañar este asunto es necesario saber qué es el “agua sanitaria”.

Esta agua es la que se usa en la cocina, baño y lavadero. Es agua potable pero que proviene de instalaciones como el termotanque, sea del tipo que sea.

No posee la misma instalación que el agua corriente, ya que no es necesario que se distribuya a lugares como el inodoro, el patio, terraza, etc. El agua sanitaria calefaccionada corre de forma paralela a la fría en punto específicos donde se la necesita.

Para aumentar su temperatura se requiere de unos 35 a 40 grados, y para ello es necesario el uso de una cantidad considerable de energía calórica.

Este aspecto es crucial a la hora de elegir el tipo de termotanque, ya que la energía eléctrica suele ser siempre más costosa que el gas, a excepción de ciertas regiones del país.

Ventajas y desventajas

Termotanque eléctrico

Su consumo energético es elevado, punto a considerar si en la vivienda cohabitan muchas personas.

Se enciende cuando se abre la llave de agua sanitaria, por lo que no sale caliente de inmediato.

Como posee tanque de agua, no le afecta la presión de la línea. De igual modo el volumen que contiene tiene un límite, y se requiere de mucho espacio para su instalación.

Existen termotanques eléctricos con buena capacidad de almacenamiento, e incluso algunos permiten programar hora de encendido y de apagado para ahorra el consumo energético.

Termotanque  a gas

Provee de agua caliente de forma instantánea, ya que siempre se mantiene caliente, epro la capacidad del tanque es limitada.

Es una opción más económica si el valor del gas es más bajo que el de la energía eléctrica, pero también depende de la frecuencia de uso.

Permite calefaccionar el agua de forma más rápido que con el eléctrico, se instala con facilidad ya que todas las casas poseen tuberías de gas.

El agua sale con menos presión cuando se abren dos canillas de forma simultánea.

Cuando no hay buena presión de agua, el rendimiento del aparato se ve disminuido.

Termotanque y calefón, parecidos pero no iguales

Termotanque

Acumula agua en su interior donde se calienta. Funciona igual si hay poca presión de agua, más aun si se cuenta con un termotanque de alta recuperación.

Requiere de cañerías de menor diámetro que el calefón, pero deben estar a corta distancia del equipo para que no se pierda presión y además deben tener el aislamiento adecuado. El consumo de gas es más elevado que el del calefón.

Es recomendable elegir el equipo con la capacidad adecuada para el hogar en función del uso que se le va a dar, a fin de que no disminuya la temperatura del agua cuando se la utiliza. Cuando esto sucede es porque el equipo no puede abastecer la alta demanda que tiene.

Requiere de un tiempo de recuperación durante el cual calienta nuevamente el agua.

Es un aparato con una  vida útil limitada, aproximadamente unos 5 años en función del mantenimiento que se le haga, como por ejemplo la limpieza del sarro acumulado.

Calefón

Es un equipo más caro que el termotanque pero con más años de vida útil y repuestos más económicos.

El consumo de gas es más limitado que el del termotanque y presenta un rendimiento mayor ya que calienta el agua a medida que circula por la tubería. Permite regular la temperatura a gusto y la disponibilidad el agua caliente es inmediata.

Cabe destacar que el calefón necesita ser colocado en un sitio con fácil acceso y a una altura determinada, de este modo se podrá tener un adecuado control de la temperatura.

Un detalle crucial a la hora de elegir entre un termotanque y un calefón es la presión de agua del domicilio. El calefón necesita de una buena presión para poder funcionar ya que de lo contrario se apaga, cosa que no sucede con el termotanque.

Muchas veces hace falta instalar una bomba de presión o dos calefones, para abastecer la demanda de agua de forma eficiente.

Otro aspecto es el suministro de gas. Si es gas natural o envasado, esto es determinante ya que las propuestas de calefón varían según el caso.

Fuente: Hipotecario seguros

Recibí nuestros articulos gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.